Internacional Noticias

Madrid mantiene el toque de queda a las 22 horas

Y lo retrasará a las 23 horas a partir del próximo jueves. La Comunidad notifica un descenso de todos los indicadores de coronavirus: la incidencia acumulada ya es de 625 casos.

La Comunidad de Madrid mantiene el toque de queda a las 10 de la noche hasta el próximo jueves 18 de febrero, cuando se retrasará a las 11. Así lo ha avanzado esta mañana el vice consejero de Sanidad, Antonio Zapatero, que ha reconocido que la región tiene un descenso de los indicadores de coronavirus pero que ha dicho que es necesario prorrogar unos días más las restricciones vigentes. También mantiene la prohibición de las reuniones en casas con no convivientes.

Nuevo horario de restricciones

«A partir del próximo jueves ampliamos la limitación de movilidad hasta las 23:00 horas. Los establecimientos de hostelería también podrán abrir hasta esa hora, aunque admitiendo nuevos clientes hasta las 22:00 horas», ha compartido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

También lo ha dado por hecho el vicepresidente Ignacio Aguado. «Los expertos consideran prematuro elevar el toque de queda a las 23.00h. Me hubiera gustado levantarlo hoy, pero ellos tienen la última palabra», ha declarado.

Condicionado a que continúen los indicadores en descenso

Eso sí, el vice consejero de Sanidad lo ha condicionado a que continúen en descenso los indicadores. «Nos parece razonable mantener las restricciones unos días más. Si la tendencia sigue descendiendo, lo aplicaremos, pero queremos dejar pasar estos 6 días para confirmarlo», ha insistido Zapatero, que ha puesto el acento en que la Comunidad mantiene una posición «cauta». La incidencia acumulada a 14 días en la región se sitúa hoy en 625 casos por cada 100 mil habitantes. Pese a que es un número elevado, cabe recordar que el pasado viernes la incidencia era de 860 casos y, hace 15 días, de 994, rozando los mil casos.

La Hostelería y sus restricciones

Junto a la relajación del toque de queda a partir del jueves también entrará en vigor el cierre «flexible» de la hostelería. Hasta ahora, los bares debían cerrar a las 9 de la noche, una hora antes de que comenzase la limitación de movimiento. Sin embargo, con el nuevo horario del toque de queda, los bares podrán cerrar a las 11, aunque no podrán admitir nuevos clientes a partir de las 10. El número de comensales en las terrazas se mantiene con un máximo de seis personas por mesa, y un máximo de cuatro comensales por mesa en el interior de los establecimientos.

Restricciones de movilidad

En cuanto a las restricciones de movilidad en zonas básicas de salud, a partir del lunes estas medidas contra el coronavirus estarán en vigor en 55 ZBS y 14 núcleos urbanos de pequeñas localidades. En estas áreas viven casi 1,4 millones de personas, el 20,7% de la población en la Comunidad de Madrid, y en ellas se concentra el 24% de los casos de contagios.

Fuente: 20 Minutos – Javier López Macías

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.