Especiales Noticias

Día del vigilante: de “guachimanes” a especialistas en seguridad

Despectivamente los llaman “guachimán”, pero no le hace honor a miles de hombres y mujeres que realizan este esforzado trabajo en entidades y empresas imponiendo el orden, resguardan y hasta hacen de enfermeros. Hoy 11 de marzo celebran su fecha jubilar.

Santa Anita 5 a.m.: Lorenzo Gallardo, inicia la diaria tarea de guardar en su mochila el uniforme de la chamba conformada por una camisa beige y pantalón marrón, que lo viene acompañando desde hace tres años, colocarse las pesadas botas y enrumbar hacia su centro de labores en una empresa de San Borja.

En el largo y tedioso camino en el bus que lo traslada, vienen a su memoria sus recuerdos cuando desde Huánuco, vino a los quince años con la ilusión de terminar el colegio, para cumplir su sueño de postular a la Policía Nacional. Pero antes le aconsejaron enrolarse servicio militar, que le otorgue una preparación adecuada y juntar algo de las propinas para al culminar su servicio en el Ejercito, poder ingresar a la PNP con puntaje adicional.

Sin embargo, conoció a Mariela y se enamoró, y ante la llegada de su primer hijo, tuvo que postergar sus ilusiones de pertenecer a la PNP y postuló, pero a una empresa de seguridad privada. Cambió el uniforme policial por el de vigilante, y de eso ya han pasado nueve años.

Vida de vigilante

Su vestimenta y función son conocidas por todos, ya sea en bancos, empresas, instituciones públicas y privadas, y negocios, que necesitan brindar la confianza de los visitantes y clientes, así como poner el orden interno en cada establecimiento. Aunque muchas veces reciben insultos y golpes por solo cumplir su labor, que como los periodistas, policías, médicos y personal de limpieza, trabajan hasta en feriado.

Son los primeros en llegar y los últimos en irse en sus centros de labores, con jornadas de más de 8 horas y muchas veces han desarrollado labores similares a de los Policías: arriesgando su vida ante un asalto, como Enfermeros: prestando primeros auxilios a quien lo necesita y Secretarios: dando todo tipo de información cuando se lo solicitan.

En el Perú, se les conoce criollamente como Guachimán (que es una variante de la palabra en inglés “watchman” que traducido al español es el “guardián”), que muchas veces se menciona en forma peyorativa, discriminadora y despectiva, sin embargo, ahora el personal que realizan estas labores son altamente capacitados y deben cumplir una serie de requisitos, tener control mental ante situaciones de tensión y ser diestros en el manejo de armas.

SUCAMEC: Ley Nº 28879, Ley de Servicios de Seguridad Privada.

El General de la PNP Mario Arata Bustamante, Superintendente Nacional de la SUCAMEC, como órgano de control que regula esta actividad, nos brinda un alcance de la labor que realizan las empresas de este rubro que están obligadas a la formalización.

¿Cuánto es el universo de empresas de vigilancia y vigilantes particulares autorizados acreditados en la SUCAMEC?

A la fecha, en el país hay 1,614 empresas autorizadas para prestar servicios de seguridad privada, conforme al artículo 10 del Decreto Supremo Nº 003-2011-IN, Reglamento de la Ley Nº 28879, Ley de Servicios de Seguridad Privada.

Es importante aclarar que actualmente la denominación vigilante o agentes de seguridad no es la establecida por ley, según la normativa que la regula se establece la denominación personal de seguridad que son las personas naturales registradas o autorizadas para desempeñarse en cualquiera de las modalidades que la ley señala.

El número de personas acreditadas para brindar este servicio de manera particular es de 125 546, según el siguiente detalle: 

¿Cómo se viene estableciendo adecuadamente en el país, la Ley Nº 28879, Ley de Servicios de Seguridad Privada?

La Ley Nº 28879, Ley de Servicios de Seguridad Privada fue publicada el 18 de agosto de 2006, es de estricto cumplimiento para las personas naturales o personas jurídicas que cumplen esta labor.

Es importante mencionar que, la seguridad privada se encuentra destinada a cautelar y proteger la vida e integridad física de las personas, así como brindar seguridad a los patrimonios bajo las distintas modalidades que se encuentran en la Ley Nº 28879.

Al respecto podemos nombrar algunas como: el servicio de seguridad privada, protección personal, transporte de dinero, protección por cuenta propia, individuales de seguridad personal y patrimonial, tecnología de seguridad y la consultoría en temas de seguridad privada.

Es importante precisar que, el Ministerio del Interior es el encargado de regular, supervisar y controlar las actividades de los servicios de seguridad privada en cualquiera de las modalidades antes descritas, la competencia la ejerce el sector a través de la SUCAMEC.

Razón por la cual, nos encontramos en constantes coordinaciones para la implementación de instrumentos normativos que buscan optimizar procesos para una mejor capacitación y mayor control a los proveedores a nivel nacional, por lo que la descentralización cumple un rol fundamental en nuestra labor y así promover mejoras en el servicio.

Como han venido desarrollando sus labores las empresas privadas registradas y si ha habido procesos sancionadores de SUCAMEC.

Una de las formas de conocer las transgresiones a la normativa de servicios de seguridad privada, es a partir de las constantes intervenciones de fiscalización desarrolladas por la Gerencia de Control y Fiscalización de la SUCAMEC, cuyos resultados son comunicados a la Gerencia de Servicios de Seguridad Privada, para el inicio de las acciones que correspondan, de acuerdo a nuestras competencias.

¿Cómo calificarían la labor de la vigilancia privada del país?

En general, se advierte una tendencia creciente en el funcionamiento (solicitudes de autorización) de empresas de seguridad privada, que puede explicarse por varias razones para todos los casos; entre ellas, la inseguridad ciudadana, es por eso que, las personas naturales y las personas jurídicas sean públicas o privadas requieren de la contratación de servicios de seguridad privada para proteger tanto su integridad física como su patrimonio e inversiones.

¿Qué mensaje darían al sector de la vigilancia?

Tomando como punto de partida la Ley N° 28879, normativa referida a la prestación de servicios de seguridad que ha ido aumentando con el pasar de los años.

Debemos manifestar que, la SUCAMEC se encuentra trabajando en la aprobación de nuevos proyectos legales los cuales establecerían una mejora y modernización en ciertas dimensiones de la normativa vigente tales como el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, la capacitación de instructores y agentes de seguridad, la implementación de nuevas prácticas, por ejemplo la emisión de certificados de requisitos mínimos obligatorios de seguridad tanto para entidades financieras como para los vehículos de transporte de dinero y valores constituyen un avance en corto tiempo, que busca generar mayor seguridad en la sociedad y un mejor control por parte de las autoridades competentes.

MODALIDADCANTIDAD
PROTECCIÓN PERSONAL2 990
SERVICIOS INDIVIDUALES DE SEGURIDAD PATRIMONIAL58
SERVICIOS INDIVIDUALES DE SEGURIDAD PERSONAL4 099
SERVICIOS POR CUENTA PROPIA750
TECNOLOGÍA DE SEGURIDAD115
TRANSPORTE DE DINERO Y VALORES2 078
VIGILANCIA PRIVADA115 456
TOTAL, GENERAL125 546

(Art. 23 del Decreto Legislativo N° 1213, establece la denominación de Personal de Seguridad)

Día jubilar

El tema de los vigilantes, no ha sido ajeno del cine, la televisión y la música. En Hollywood, se hizo una película de comedia, Una Noche en el Museo (2006) con Ben Stiller y Robin Williams, sobre las peripecias de un guardián nocturno ante la experiencia mágica de que los animales y personajes cobran vida (por una maldición egipcia) y lo ponen en aprietos. En el Perú, hace diez años, se realizó la novela rosa “Mi Amor, El Washiman” con la participación del cantante Cristian Domínguez, como el humilde vigilante que vive en un asentamiento humano y conquista el corazón de una chica acomodada, que interpretó la actriz María Grazia Gamarra. Mientras el grupo de rock La Sarita, lanzó su tema Guachimán (2008).

Escribe: Gustavo Rossi – periodista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.