Columnistas Noticias

Susana no está sola…

Gustavo Guerra García declaró hace poco que lo ocurrido con Susana Villarán es un golpe muy duro para la izquierda. Coincido con Guerra García.

La fuerza del golpe debe haber sido tal que ha logrado que se le caiga la careta a gran parte de esa izquierda parasitaria, doble moral y felona que se colocó la chalina verde circunstancialmente y que hoy están desesperados, cual roedores, por abandonar el barco y dejar que su capitana se hunda sola.

Tal desesperación se percibe en las redes sociales y en las declaraciones que difunden diversos medios de comunicación. Los “susanos” están en “sálvese quien pueda” mode on.

Así las cosas, resulta imposible no sentir vergüenza ajena al leer frases como “me siento decepcionada”, “todo se hizo a nuestras espaldas”, “tal vez debimos preguntar más sobre el financiamiento del No” y la mejor de todas: “Susana debe colaborar con la justicia…”. Solo les faltó gritar “¡soy inocente!”.

Para mala suerte de los decepcionados, las cosas están tomando un matiz legal más allá de un simple tema “ético”, como algún despistado señaló hace poco. La cosa no es que hayan recibido dinero y no lo declarasen a la ONPE (situación que no es delito), sino que las investigaciones del Ministerio Público están relacionando ese hecho con la comisión de los delitos de lavado de activos y cohecho, situación que complicará legalmente a Villarán y al club de los corazones rotos que dicen no saber nada. No creo equivocarme al señalar que Villarán no estará sola en esta travesía penal.

Dadas las circunstancias, tendrá que incluirse en la investigación a los promotores del No y de paso a los funcionarios y asesores que avalaron los jugosos contratos y adendas suscritas con las altruistas Odebrecht y OAS.

P.D.

1) El que invierte una millonada lo hace para obtener un beneficio o para preservar el que ya obtuvo.

2) ¿Qué tienen en común Toledo, Nadine (Humala) y Villarán?

Escribe: Diethell Columbus – abogado / analista político

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *