Columnistas Noticias

Señor Presidente, solo un camino su renuncia

Estoy seguro que en el entorno más íntimo del Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, deben estar evaluando lo que no pudo ocultar más, su relación con Odebrecht a través de la empresa H2Olmos SA., confesión de parte realizada en una declaración efectuada en un medio local.

Yeni Vilcatoma congresista de la república, es quien provocó la confesión presidencial luego de sendas denuncias y emplazamientos exigiendo que el Presidente de la República diga que es cierto de sus vínculos empresariales con Odebrecht. A esto se sumó la denuncia presentada ante el Ministerio Público y el propio Congreso de la República del congresista Manuel Dammert por un presunto vínculo con la empresa First Capital quien era la empresa encargada de buscar dinero para la empresa Odebrecht.

A esto se suma el pedido de destitución del Fiscal de la Nación impulsado por la congresista Yeni Vilcatoma ante el Congreso y el Consejo Nacional de la magistratura.

Según Vilcatoma el allanamiento a los locales de Fuerza Popular fue provocado por la denuncia contra el Fiscal de la Nación y siendo el Congreso de la República, quien controlado por Fuerza Popular con sus votos decidiría la destitución del Fiscal de la Nación. Ahora Fuerza Popular golpeado por el allanamiento a sus locales por el Ministerio Pública, la congresista Vilcatoma sostiene que el pedido de destitución no alcanzará los votos necesarios para ese fin.

Esta situación política, en verdad es grave, me parece que el presidente Kuczynski está acorralado por una verdad que negó desde un principio, desde cuando se decidió a postular al sillón presidencial, su relación con Odebrecht, solo le deja un camino, renunciar.

Señor Presidente, el país no funciona, las inversiones paralizadas, los funcionarios públicos no firman nada por temor a ser denunciados, la droga invade nuestro país, la inseguridad ciudadana asalta los hogares más humildes del país. La justicia no es para los pobres, eso lo percibe el ciudadano de a pie. El congreso no legisla, está enfrascado en sus propios problemas, donde hay que destacar la prudencia con la que se conduce la presidencia del primer poder del estado. Señor Presidente, solo queda un camino, su renuncia, usted tiene la palabra.

Escribe: Oscar Miguel Larenas Núñez – Director

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *