Locales Noticias

San Juan de Lurigancho golpeado por la irresponsabilidad y la corrupción

Juan Mosquera Zavala, exregidor del distrito pone los puntos sobre las íes, sostiene que el distrito fue diseñado para 500 mil pobladores y ahora son más de 2 millones de habitantes, que poner está situación de emergencia no tienen agua desde hace una semana. Actualmente SEDAPAL no da pase a ningún proyecto de agua y alcantarillado. La Municipalidad Metropolitana no ejecuta obra alguna de infraestructura vial en el distrito, a pesar de que recibe importantes ingresos que deberían quedarse en el distrito.

La sombra de las preocupaciones envuelve al distrito más poblado del país, desde la madrugada del pasado domingo 13 de enero, fecha en que resaltaba su 52 aniversario de creación política, soportó una inundación que ha dejado sin agua hace una semana a dos millones de pobladores.

La inundación

Un importante sector urbano de ese distrito, la urbanización Los Jazmines fue inundada por las aguas servidas de un alcantarillado que cedió por causas desconocidas.

El resultado de esa inundación dejó como saldo 1,200 personas damnificadas y 400 viviendas afectadas, según versión del propio presidente de la República, Martín Vizcarra quien junto con otras autoridades se movilizó hasta el propio lugar de los hechos.

Todo San Juan de Lurigancho sin agua

“Quienes conocen el distrito, sabían que esto podía suceder en cualquier momento, Sedapal lo sabía, las infraestructuras de las redes de alcantarillado se diseñaron para una población de 500 mil habitantes, hoy San Juan de Lurigancho cobija 2 millones de personas, por eso Sedapal no aprueba proyecto alguno para agua y alcantarillado en el distrito” dijo un indignado Juan Mosquera Zavala exregidor de San Juan de Lurigancho.

Las familias de la urbanización Los Jardines, afectadas directamente por la inundación, lo han perdido todo y ahora reclaman por atención, ayuda y sobre todo determinar responsabilidades.

La irresponsabilidad que pasa factura  

“Gran parte de la tierra de esa zona fue extraída, por eso, esa urbanización de Los Jardines parece una hoyada, si usted aprecia bien, está construida debajo del nivel de la avenida Próceres, son aproximadamente 7 metros, por eso que el agua no corrió y se embalsó llegando a una altura de metro y medio el nivel de la inundación” indicó el exregidor Juan Mosquera Zavala.

El riesgo de nuevas averías ocultas es permanente y con ello la amenaza de nuevas inundaciones o aniegos, no solo en la urbanización Los Jardines, sino que podría aparecer en cualquier otro punto del distrito, advirtió con preocupación, exigiendo que Sedapal proceda a dar mantenimiento y cambiar todas las redes de alcantarillado, de por medio esta la vida de las personas y las propiedades privadas y públicas del distrito precisó Juan Mosquera.

Con calmantes no se curan las enfermedades

“Lo que se está haciendo en estos momentos de emergencia es dar un calmante al paciente y con eso no se cura” puntualizó, agregando que se debe establecer nuevas redes de alcantarillado previo estudio técnico donde participe el Colegio de Ingenieros, el caso lo amerita.

“En todos los sectores de San Juan de Lurigancho, existe riesgos que pueda colapsar la red de alcantarillado, en la urbanización Los Jardines, no debió aprobarse la habilitación urbana, pero existen malos funcionarios municipales en todas las gestiones” precisó Mosquera Zavala, agregando que recuerda que en su gestión de regidor integrante de la bancada de minoría se multó a la urbanizadora con 4 millones de soles, desconociendo si esa multa se llegó a cancelar.

“El gobierno ha iniciado las obras de agua y alcantarillado en la parte alta del distrito, pero no ha explicado nada sobre la necesidad de cambio de las redes de alcantarillado en la zona baja” esto debe ser atendido como prioridad por los técnicos de Sedapal.

Los estudios de suelos de la zona deben ser revisados

Añadió, que la zona de la urbanización Los Jardines era parte de un botadero de residuos sólidos e incluso existía una huaca como resto de patrimonio arqueológico que desapareció y hoy en esos terrenos existe un centro comercial y un colegio privado.

Las viviendas en esa urbanización comparten medidores de agua y luz, así como las veredas de las calles internas son apenas de 60 centímetros de alto, por eso las aguas han entrado a los domicilios en muchos sectores. En este sentido el exregidor Juan Mosquera pidió al actual alcalde Alex Gonzales, disponga una acción de fiscalización sobre las obras públicas ejecutadas en esa urbanización por la inmobiliaria.

El tren eléctrico

De otro lado, dijo que parte de las obras de la línea del tren, en el sector afectado se ha construido sobre terrenos que eran botadero de residuos sólidos, por eso se aprecia desniveles a simple vista en su recorrido, en este aspecto es necesario revisar el expediente técnico de estudios de suelos, para descartar cualquier riesgo, puntualizó.

Fuera de juego

San Juan de Lurigancho, por su densidad poblacional y lo que aporta con sus impuestos, multas de tránsito que van directamente a las arcas municipales metropolitanas e IGV al estado, debería beneficiarse con obras de impacto social e infraestructura por parte del gobierno central y de la propia municipalidad metropolitana que durante la gestión del exalcalde Castañeda Lossio, no se benefició con la ejecución de ninguna obra pública.

Hay que recordar que organizaciones civiles del distrito vienen impulsando y exigiendo desde hace varios años la propuesta y la necesidad de elevar al distrito en provincia, incluso promesas electorales de candidatos presidenciales que llegaron a ser presidentes, pero que, a la fecha, no se logra, a pesar de que existen sendos informes técnicos que respaldan la petición de los pobladores y sus organizaciones. La palabra final la tendrá el Congreso de la República.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *