Deportes Noticias

“Riquelme y Ameal también fallan sus disparos”

El ya finalizado tema por concretar el fichaje de Paolo Guerrero dejó en evidencia de que la nueva dirigencia de Boca Juniors, presidida por Jorge Amor Ameal y teniendo a Juan Román Riquelme como segundo vicepresidente, tampoco está cumpliendo lo que prometió en campaña.

Aproximadamente hace casi 5 meses, se empezó a bombear en redes sociales el rumor de un supuesto “acercamiento” de Paolo Guerrero a Boca Juniors. Una primicia que poco a poco se iba engrandeciendo. Incluso periodistas con mucha popularidad como Sebastián Vignolo y Martín Liberman daban el tema próximo a finiquitarse con una confianza muy peculiar que se puede ver en el argentino envuelto al deporte.

Al acercarse el fin del año 2019, también se acercaban las elecciones en Boca. Las cuales, iban a poner fin a 8 años de la presidencia del controvertido Daniel Angelici. Durante la época electoral, el nombre del candidato más potente era de un hombre con propuestas reformistas para el club ‘xeneize’ llamado Jorge Amor Ameal. Un empresario que tenía como armas nucleares secretas a dos personajes con mucha influencia en el club que tentaron a los puestos de vicepresidentes: el presentador de radio y televisión Mario Pergolini y el ex jugador e ídolo máximo del equipo azul y oro, Juan Román Riquelme.

Mientras Pergolini se encargó más del tema de los socios de Boca, Riquelme fue el brazo político de Ameal en cuanto a lo deportivo durante la campaña. Tras años de haber dejado la chance de ser nuevamente campeones de Copa Libertadores (objetivo que no se consigue desde 2007), Riquelme trabajó con Ameal el tema de posibles refuerzos para el ‘xeneize’, en los cuales, destacó la presencia del delantero peruano Paolo Guerrero. Hubo muchas declaraciones que ya daban incluso hasta por concreto. Una labor que había empezado incluso en eras de Angelici y que iba a ser continuado por el nuevo gabinete que ya había conseguido a Miguel Ángel Russo como nuevo director técnico.

Ahora, ya casi finalizando enero, y tras una serie de rumores tanto verdaderos como falsos, Ameal apareció finalmente en medios peruanos dando por cerradas las negociaciones con Guerrero. “Hay gente que ni sabe quién es Paolo Guerrero ni lo vio jugar”, dijo el presidente de Boca para el programa Fútbol Como Cancha de RPP. Eso quiere decir que de la noche a la mañana pasaron de Paolo Guerrero, objetivo número uno, a casi ningunearlo deliberadamente frente a la prensa del propio país del goleador. Inconcebible…

¿Resentimiento? ¿Incapacidad de la dirigencia? ¿Falta de comunicación? Eso poco a poco se irá desmenuzando de acuerdo a lo que publique la prensa en las próximas horas dando explicaciones al por qué Paolo Guerrero no llegará finalmente al Fútbol Argentino para quedarse en Internacional de Brasil.

Otra cosa que nos dejó en claro es que esta dirigencia comienza a mostrar sus primeras falencias frente a un Boca con ataques de convulsión continuos. Un Ameal que nos demuestra que un político en campaña te es capaz de prometerte el mundo entero cuando a la hora de gestionar pasa todo lo contrario: Danielle De Rossi partiendo antes de que venza su contrato, planteles que no consiguen el objetivo más allá que el de la Superliga Argentina en un club extremadamente exigente como Boca; y jugadores prometidos que no llegarán (tal es el caso de Paolo y Nicolás Gaitán). Román por su parte, es de esos ‘intocables’ a la hora de pegarse al balón. Pero dejando en claro que como dirigente, todavía le falta apuntarle mejor al arco en la pelotita parada.

Escribe: Luis Barranca

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *