Internacional Noticias

Riesgo radiactivo tras colapso de montaña en Corea del Norte.

El derrumbe pone en riesgo Corea del Norte y países cercanos como China, Rusia o Corea del Sur, ya que se teme que polvo radiactivo concentrado en el interior de la montaña tras las diversas pruebas atómicas se haya liberado a raíz del accidente, ayudado por el viento.

Beijing. Parte de la montaña Mantap, en la que Corea del Norte realizó cinco pruebas nucleares, se derrumbó después del último test conducido en setiembre del 2017, lo que pone en riesgo de radiación a varios países de la región.

El colapso parcial de esta montaña de 2.100 metros de altura, situada en el noreste de Corea del Norte y a unos 100 kilómetros de la frontera con China, pudo ser la verdadera razón por la que el régimen de Kim Jong-un anunció la semana pasada el fin de las pruebas nucleares y de misiles.

Un equipo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China en la ciudad de Hefei (este del país), liderado por el geólogo Wen Lianxing, concluyó que el derrumbe ocurrió tras la detonación por parte de Corea del Norte de una bomba termonuclear en un túnel excavado 700 metros por debajo de la cima de la montaña.

El monte Mantap está en las proximidades de la principal base de pruebas nucleares norcoreana, la de Punggye-ri, desde donde se dirigió un programa atómico que desde la pasada década ha desestabilizado la política regional y generado fuertes tensiones.

Éstas, sin embargo, parecen llamadas a su fin debido a la nueva política de distensión lanzada por el régimen de Kim Jong-un, quien el próximo viernes celebrará entre gran expectación una cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae-in en la zona de Panmunjom, fronteriza entre el Norte y el Sur.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *