Elecciones Regionales y Municipales 2018 Noticias

Ricardo Belmont en recta final, electores de Lima lo respaldan

Enrique Cornejo de Democracia Directa y Enrique “Cochero” Fernández Chacón repuntan, sin dejar de mencionar el repunte de la candidata de Unión por el Perú, Esther Capuñay que avanza lentamente. En los 43 distritos limeños, candidatos se juegan un partido aparte, donde cualquier cosa puede suceder contrario a los resultados para la alcaldía de Lima.

En la recta final del proceso electoral regional municipal 2018, la radiografía del momento es una sola, Ricardo Belmont en sus apariciones producidas en diversos distritos de Lima, ha sabido empatarse con el sentimiento de los limeños, quienes buscan un alcalde campechano lejos de los privilegios y comodidades que da el Sillón de Nicolás de Rivera “El Viejo”.

Enrique Cornejo por Democracia Directa, está en lo suyo, un conocedor de los problemas de Lima y con propuestas digeribles, pero que los electores miran con desconfianza por las investigaciones que afronta derivados de su paso por la cartera del Ministerio de Transporte. Está en la pelea.

Enrique “Cochero” Fernández Chacón, es un candidato honesto, que duda cabe, Lima es una ciudad capital de pobres, que padece la falta de solución al transporte público, comercio ambulatorio entre otros problemas. Un detalle que pasa inadvertido es que, quienes son actores de estos problemas que agobian a la ciudad, son los pobres, trabajadores despedidos o sin ocupación, que en el día a día se convierten en chóferes de unidades de transporte público o privado, son trabajadores que, despedidos o desocupados, se ganan la vida vendiendo productos en la calle. Es decir, la candidatura del Frente Amplio es la de un trabajador que representa la esperanza de esos sectores olvidados y que piensan que desde la alcaldía podrían empezar a resolverse sus problemas, ordenando la ciudad. Un alto sector de pensionistas y jubilados, estarían respaldando esta candidatura.

Esther Capuñay, tiene en su haber ser la única mujer que postula a la alcaldía de Lima, con un lenguaje firme de esperanza por el cambio, pero le falta algo para ganarse la confianza de los electores, quizás le sería de gran ayuda en estos tramos finales presente a sus técnicos para que puedan explicar los cambios que Lima necesita.

Los candidatos de las encuestas, definitivamente no se les ve con posibilidades, el elector limeño, inteligente y cazurro, ve con desconfianza las ofertas electorales de quienes representan una continuidad de la gestión de Castañeda Lossio. Solo un caso, para graficar este concepto, el candidato a la alcaldía de Lima Daniel Urresti, quien ve que su candidatura no crece más, ha pasado de ser candidato a la alcaldía de Lima a convertirse en promotor del referéndum para la captación de firmas en procura de lograr ese objetivo.

Fuera de juego

Las candidaturas de Humberto Lay por Restauración Nacional con su mensaje honradez y transparencia y de Juan Carlos Zurek de Somos Perú con su rechazo al peaje están fortaleciendo a sus candidatos distritales. Lo mismo sucede con Alberto Beingolea y el PPC quien tiene potenciales candidatos en más de un distrito limeño.  Jaime Salinas de Alianza para el Progreso no despega, es indiferente al proceso electoral, sin embargo tiene APP muy buenos candidatos en más de un distrito.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *