Columnistas Noticias

Rebeldes o disidentes

Pretendo seguir en la línea argumentativa de los extraordinarios apuntes que con este título nos ha entregado Owen de la Cruz, Sanmarquino, ex Secretario General del Comando Nacional Universitario.

Creo que hay un debate, sobre nuestra realidad partidaria, que recién se inicia y que tiene muchos protagonistas. Owen utiliza el escalpelo para abrir las carnes de un cuerpo aún vivo, que se resiste a morir.

Son necesarios varios electroshock, para sacudir el cuerpo inerte, de una organización que ha sido extraída de las verdaderas tareas de transformación y el cambio de la sociedad, para las que fue creado: “Organizar las fuerzas que harán la revolución, y las que la sostendrán después” decía Víctor Raúl.

Están convirtiendo al APRA en un PP (Partido Parlamentario). Los esfuerzos por mantener una organización agrarista, sindical y popular desde los municipios y las regiones están desfalleciendo. Hoy parece que todo se redujera al “Tiqui Taca”, de las candidaturas presidenciales del 2021.

Han adelantado demasiado, las fichas en el tablero de ajedrez, y ello nos está llevando al despeñadero de los enfrentamientos fratricidas de núcleos de poder, que no organizan a gran escala al APRA, sino que lo llevan a un enfrentamiento fratricida, y copamiento de sectores del partido, alejados totalmente de una estrategia de unidad partidaria, y de visión social de la realidad nacional.

Las carnes del cuerpo místico del APRA han sido expuestas ante la mirada impasible, de quien llamándose Presidente del Partido, debió haber intervenido hace rato, para señalar los rumbos certeros de la organización.

Los procesos judiciales y su lontananza europea, le han hecho perder la perspectiva histórica del Aprismo, que era su primera obligación.

Estimado compañero Owen de la Cruz, REBELDES al interior del APRA, los hay. A quienes reclamamos la heredad de Haya de la Torre, por ello nos reclamamos “Apristas Hayistas”, nos ha tocado en diversas circunstancias desde 1980, mantener con dignidad nuestra rebeldía.

Hace algunos meses escribí un ensayo que publique: “Para que el APRA no Muera”, en el que hablaba de la renovación en el partido y a partir de allí, iniciar las primeras tareas para relanzar nuestra organización.

En este breve lapso, se han sucedido múltiples eventos que merecen nuestra atención, para seguir la línea de análisis político de Owen de la Cruz. El cercamiento y las veladas contra Enrique Cornejo, la vacancia presidencial, el voto de conciencia, la complicidad con el fujimorismo, y el desconocimiento por el JNE de las autoridades emanadas del fraudulento XXIV Congreso, serán asumidos desde nuestra perspectiva. Lo haremos.

Todo esfuerzo organizativo, académico e intelectual para RECONSTRUIR el Aprismo, se hace ineludible, y diremos que hasta obligatorio. Eso sí tengan presente estimados compañeros, que quienes vienen horadando y destruyendo la obra de Haya de la Torre, no contarán con nuestro silencio, ni nuestra complicidad.

Trataré, de acometer la tarea, en el menor plazo posible. Se los prometo. Sin UNIDAD, no hay futuro para el APRA.

Sin recuperación ideológica y doctrinaria, no hay futuro para el partido. Sin deponer las ambiciones personales momentáneas, no hay futuro para nuestra organización.

Dejemos de ser una raza cósmica en extinción. ¡Viva Víctor Raúl!

Escribe: Manuel García Torres – Abogado Constitucionalista y catedrático universitario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *