Columnistas Noticias

Reacción ante la vergüenza nacional

El Perú es un mendigo de la verdad encerrado en un “Palacio” y “Congreso” de la mentira y corrupción. Esa podría ser la inicial conclusión para graficar lo que vivimos los peruanos, tras la difusión de los vídeos, que nos hicieron revivir la mayor corrupción del binomio fujimontesinista, que podría ser superada por la nueva versión: PPK y los Kenjivideos.

Si los anteriores indicios, nos hablaban de un presidente dubitativo para explicar sus operaciones comerciales, ilícitas ganancias facilitadas por su posición de ministro de Economía y Presidente del Consejo de Ministros, sus reiteradas mentiras referidas a la recepción de grandes suma de dólares de la corrupta Odebrecht y, lo sucedido en las últimas horas, nos señalan que tal práctica forma parte del normal accionar del “aún” Jefe de Estado peruano.

PPK desde la campaña electoral, con su imagen bonachona de viejito socarrón, de bailecitos, chascarros y respuestas acompañadas de sus carcajadas, ya le estaba mintiendo al país.  Era un “lobo disfrazado de cordero” o un “lobbista ungido de peruano”, porque un peruano no le roba a su patria, su presente y mejor futuro. Y eso -según todos los indicios- venía haciendo el hoy precario inquilino de Palacio de Gobierno Pedro Pablo Kuczynski

Desde hace años y hoy con mayor y justificada razón, la gran mayoría de peruanos sienten un entendible desprecio por nuestra clase política. Y esa desconfianza los mandatarios, congresistas, alcaldes, gobernadores regionales, las han ganado a pulso, con su delincuencial y corrupto accionar.  Claro que hay excepciones, muy pocas, pero en estos momentos, el pueblo no se identifica con ninguno y su permanente coro es: que se vayan todos.

Nadie quiere el desgobierno, el caos y la debacle del Perú. Pero no se nos quiera vender tal San Benito o el cuento de salvar la democracia, porque el pueblo: ya no cree esas fábulas politiqueras. Los peruanos honrados, trabajadores, no quieren ser gobernados por quienes de la mentira van a la corrupción, al robo de los dineros del Estado.  El pueblo, que les dio el poder, no quiere ver que la inmoralidad, galope aplastando su permanente lucha por la sobrevivencia, el futuro de sus familias y el desarrollo del Perú.

Son horas cruciales, horas de lucha, compromiso de peruanos con el Perú. Queremos librarnos cual estrofa de nuestro himno, de tan larga y corrupta opresión. Tenemos experiencia de combate contra el infortunio y políticos de rapiña. Que se abstengan los advenedizos, que no se quieran aprovechar los falsos demócratas, sus fétidos olores, los van a delatar.

Que se junte la auténtica reserva moral del Perú. Que vengan los herederos de Miguel Grau, Francisco Bolognesi, José Olaya, Micaela Bastidas, María Parado de Bellido. Los padres e hijos, las familias peruanas, aquellos verdaderos artífices, en el ayer y el hoy, del desarrollo peruano y la dignidad nacional.  Hoy estamos convocados, para el coro del “somos libres seámoslo siempre” porque para nosotros EL PERU, NUESTRO PERU siempre está primero, sin corrupción ni corruptos.

Escribe: Guillermo Avendaño – periodista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *