Economía Noticias

“Muchas ramas industriales están en proceso de desaparición”

Economista Bruno Seminario indica que mayoría de actividades se encuentran paralizadas, excepto la minería.

La reforma tributaria de Estados Unidos y una posible guerra comercial internacional son algunos de los factores que podrían generar una salida de capitales del Perú, aseguró el docente principal del Departamento de Economía de la Universidad del Pacífico (UP), Bruno Seminario en entrevista sostenida con Diario Exitosa. Comenta además que la crisis de la industria peruana tiene ya varios años y se debe tomar acciones al respecto.

¿Cómo evalúa economía mundial?

Las economías de Estados Unidos (EE.UU.), China, Europa y Japón han mostrado dinamismo el 2017. Sin embargo, en los últimos meses, hay varios eventos que aumentan la probabilidad de una salida de capitales del Perú y América Latina; y un fortalecimiento del dólar.

¿Cuáles son estos eventos?

La reforma tributaria en Estados Unidos, el alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Banco Central de EE.UU.), y la posibilidad de una guerra comercial internacional.

¿No es acaso positiva la reducción impositiva del Presidente Donald Trump?

Va a acelerar la inversión en Estados Unidos la reducción impositiva también origina déficit fiscal que se tiene que financiar con capitales desde el resto del mundo.

¿Y la perspectiva de alzas en las tasas de interés haría más atractivos a los bonos de los EE.UU.?

Exactamente. Cuanto mayor es la tasa de interés que pagará el Tesoro norteamericano para financiar el déficit, mayor será el atractivo de sus bonos. Jerome Powell, el nuevo Presidente de la Reserva Federal, ha anunciado que las tasas de interés subirán más de una vez este año. Los mercados anticipan un incremento cercano a dos puntos porcentuales en las tasas de interés en dólares en los siguientes dos años, lo cual las duplicaría respecto al presente.

¿Por qué se fortalecería el dólar?

Porque los mayores flujos de capitales a Estados Unidos aumentarían la demanda de dólares.

¿Qué consecuencias tendría una guerra comercial?

Preocupa la imposición de aranceles al aluminio y al acero por parte de Trump. El impacto de corto plazo sería un dólar más fuerte porque caerían las importaciones de Estados Unidos del resto del mundo. Aunque el aluminio y al acero no representan más de 2% del comercio, todo parece indicar que Europa va a responder con sus propias medidas restrictivas. Japón y China han tomado una posición de prudencia por el momento. Si la guerra comercial fuera a escalar, habría una contracción en el comercio internacional. En el mediano plazo, hay que observar qué podría suceder con los tratados comerciales.

¿Qué piensa sobre la probable elección de Andrés López Obrador a la Presidencia de México?

Que haría muy difícil la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Estados Unidos. Al igual que Trump, López Obrador es proteccionista. En ese escenario, el TLC del Perú con Estados Unidos también podría estar en tela de juicio.

¿A qué atribuyes la reciente caída de las acciones en los EE.UU.?

A que estaban sobre valoradas porque el esperado plan de infraestructura de Trump, que iba a empujar al alza las utilidades de muchas empresas, no se ha materializado.

¿Qué efectos tendrían los recientes desarrollos en la economía mundial sobre el Perú?

El primer efecto sería sobre el fisco porque el Perú se está endeudando intensivamente. El flujo de nueva deuda tendrá que pagar tasas de interés más altas. Si esto sigue así, el servicio de la deuda podría consumir hasta 20% del presupuesto en pocos años, lo cual sería una situación similar a la que se tenía en los años ochenta. El segundo impacto se daría por la salida de capitales que haría más complicado financiar proyectos de inversión locales.

¿Qué pasaría con los precios de los metales?

Se reducirían por el alza en las tasas de interés. Y ello presionaría a la baja a la inversión minera y reduciría el ingreso de dólares al Perú.

Los precios del cobre y del zinc son los más altos en 10 años. ¿Por qué la economía peruana solo ha crecido 2.5% el 2017?

Porque la inversión minera todavía no ha crecido de manera importante. Además, cuando suben los metales, las mineras pagan más impuesto a la renta y eso se convierte en más canon. Lamentablemente, el gobierno del Presidente Kuczynski ha mostrado poca eficacia para dinamizar la inversión pública nacional, regional y local.

¿Cómo evalúa la política fiscal?

La situación fiscal del Perú es delicada. El déficit supera el 3% del Producto Bruto Interno (PBI) y no hay visos de que se vaya a reducir. La trayectoria de la deuda pública no es sostenible. Si no hay cambios en la política fiscal, el gobierno incumplirá la Ley de Transparencia y Responsabilidad Fiscal: la deuda superara el 30% del PBI hacia el 2021.

¿Qué se debería hacer?

Olvidarse de la reforma tributaria del ex ministro Thorne, que ha tenido un efecto negativo sobre la recaudación y entrar a un proceso de consolidación fiscal.

¿Es decir subir impuestos y limitar el crecimiento del gasto público?

Así es. Si no lo hacemos este año, el ajuste será más doloroso y potencialmente recesivo después. Asimismo, hay que seleccionar mucho mejor el uso del dinero público. Es inexplicable que la Reconstrucción del Norte vaya a paso de tortuga pero que se gaste miles de millones en la Refinería de Talara. Es obvio que reconstruir el norte tendría un efecto reactivador. Gran parte de lo que se gasta en Talara se va a importaciones que no mueven la economía local.

¿Cómo evalúa la política monetaria?

El Banco Central de Reservas (BCR) está haciendo lo mejor que puede. Pero, hay dos factores que lo limitan. Primero está que si las tasas de interés suben en el mundo, será muy difícil reducirlas en el Perú. En segundo lugar, es alarmante que la inflación sea tan baja pues ello estaría reflejando una demanda doméstica muy débil. Si los precios comenzarán a caer, estaríamos en serios problemas. Tú mismo has estudiado que la deflación puede ser funesta para la economía.

El empleo y los salarios están estancados. La industria está en crisis. ¿Por qué?

Porque fuera de la minería, el resto de la economía está casi paralizada. El comercio, los servicios y la electricidad casi han crecido si tomas en cuenta el crecimiento poblacional. La demanda de alimentos se ha reducido en el último año. Eso explica el problema de la papa y el que pueda haber más protestas de otros agricultores. Los salarios reales han caído y el empleo formal se ha reducido. La incertidumbre política enrarece todo: Nadie quiere tomar decisiones. Si esta incertidumbre no se resuelve, la economía crecerá igual o menos que el 2017. Sin embargo, la parálisis viene desde el inicio del gobierno de Kuczynski que ha mostrado muy poca eficiencia en la gestión pública y ha tenido gruesos errores de política económica. La crisis de la industria tiene ya varios años. Uno se pregunta si el gobierno es consciente de que, si no hace nada, muchas ramas industriales están en proceso de desaparición.

¿Se debería retomar el Plan de Diversificación Productiva del ex ministro Piero Guezzi?

El Plan era un buen paso en la dirección correcta. No entiendo a quién se le ocurrió desactivarlo. Pero, los resultados del Plan eran de mediano y largo plazo. En el corto plazo, hay que promover que las compras estatales privilegien a la industria local. ¿Tiene sentido importar casas prefabricadas de Chile cuando perfectamente se pueden hacer en el Perú? Además, hay que estudiar si las importaciones, especialmente las de textiles, han causado daño a la producción local. Si ello ha sucedido, se deben fijar derechos compensatorios. Lo peor es seguir en este marasmo de inacción en la política industrial.

Fuente: Diario Exitosa – Juan Mendoza

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *