Locales Noticias

MML. Supervisan buen estado de palmeras trasladadas desde El Derby al distrito de Ancón

Alcalde Castañeda Lossio destacó extensión del “pulmón del cono norte”

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, supervisó el exitoso proceso de readaptación y rebrote de las 33 palmeras abanico trasladadas desde el proyecto vial El Derby al ‘Albergue de Árboles de Ancón’, un bosque de 116 hectáreas ubicado en el kilómetro 42 de la Panamericana Norte, a la altura del mencionado distrito.

Acompañado por la ingeniera Milagros Ortiz Loayza, funcionaria de Serpar encargada del proyecto, el burgomaestre también anunció que próximamente el también conocido como el “pulmón del cono norte” se extenderá ganando cerca de 110 metros cuadrados más, hasta completar 25 hectáreas, convirtiendo una zona desértica en un área eminentemente ecológica, con la plantación de 10 mil árboles, aplicando el riego a través de lagunas de oxidación.

Sobre las rehabilitadas palmeras abanico cuyo traslado y replantación, junto a otros 157 árboles, concluyó en marzo último, Castañeda Lossio destacó que la mencionada especie arbórea está reverdeciendo a pesar de la aspereza del terreno, gracias al riego constante que se les da con aguas provenientes de aguas residuales tratadas en lagunas de oxidación.

“Estas tierras son sumamente arenosas, entonces con esta agua se les da las condiciones ideales para que crezcan las plantas y reverdezcan”, explicó, constatando que la buena salud de las palmeras también se evidencia en el rebrote de sus hojas secundarias.

La primera autoridad de Lima recordó que al inmenso vivero se le ha convenido en denominar albergue “porque queremos darle un contenido más humano ya que se está preservando el medio ambiente. Esto obedece a una política que siempre ha sido la nuestra de cuidar y sembrar más árboles”, subrayó.

“La idea es que no se dañe ni se pierda ni un solo árbol, cuando tengamos que trasladar los árboles de la Av. Aramburú, estos vendrán aquí y van a estar mucho más aptos. Pero además estamos sembrando otra cantidad de nuevas plantas como vetiver, la cual estamos probando cómo se adapta al clima de Lima. No queremos que se entienda solo como un sitio donde se trasladan árboles de aquí para allá, este es un campo que también nos sirve para experimentar”, sostuvo.

Destacó la importancia de todo el albergue como un espacio donde niños, adolescentes e, incluso, adultos, pueden aprender a cuidar las áreas verdes de la ciudad y a conectarse adecuadamente con la naturaleza.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *