Columnistas Noticias

Martín Vizcarra y su mensaje a la Nación

En 25 minutos que duró su mensaje a la Nación, y con el eslogan que, «en el REFERÉNDUM, los peruanos votaron por el cambio y el desarrollo», el presidente llamó severamente la atención a los congresistas y anunció una serie de medidas e inversiones que, a su criterio, hará que lleguemos al BICENTENARIO con mayor crecimiento y más plasmados como país.

Relievó la necesidad de diálogo entre todos los niveles de gobierno y con todos los actores políticos.

Anunció la construcción de 1,500 centros educativos, puentes, puertos, regadíos, nuevas inversiones mineras y 15 mil kilómetros de carretera.

Sin duda, toda obra es bienvenida y beneficia a los pueblos. Por tanto, lo referido por el presidente no está nada mal. Sin embargo, su criterio de gobierno no es más que la seguidilla de todos los otros presidentes: buenas intenciones y «OBRAS Y MÁS OBRAS».

El problema está que con esas medidas y con esas obras no se cambia el rumbo de un país.

Lo que el PERÚ requiere y exige son reformas profundas y sustanciales en el ámbito de seguridad ciudadana, educativo, tecnológico, científico, innovativo, industrial y empresarial.

Por consiguiente, lo expresado por el presidente es MÁS DE LO MISMO. Los peruanos somos ricos en discursos presidenciales, y muy pobres en cambios sustanciales.

Pareciera que tuviéramos temor al gran salto. No nos atrevemos ser un país de avanzada. Nos aferramos a la pobreza y a la mediocridad.

Urge un cambio de timón palpando el futuro y el desarrollo del Perú. Ese cambio está en la educación, en la ciencia, en la tecnología, en la industria, …

Si desarrollamos estos elementos nuestras obras serán MONUMENTALES y no las minucias y mediocridades que solemos construir, con las que nos contentamos y alegramos, porque no somos capaces de ambicionar grandeza.

Dejemos de gobernar sólo para el presente. Gobernemos tomando el futuro en nuestras manos.

Escribe: Víctor Valdez Meléndez – excongresista de la República

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *