Internacional Noticias

Lucha contra contaminación bajo sospecha, amenaza y crimen.

Acuerdo de París esperanza para humanidad

Bertha Cáceres de Honduras

Ya no es novedad en estos últimos años, saber del asesinato, espionaje, amenaza y atentados contra aquellos que han dedicado su vida a luchar contra la contaminación ambiental en diferentes formas, ya sea en las zonas agrícolas, selvas, el mar, o en plenas ciudades, que es donde se deja sentir con más notoriedad este flagelo que está destruyendo vidas: tala masiva de árboles o la polución de lo más elemental para la existencia de la vida como es el agua.

El tema es muy serio y hay más de un caso que llega al mismo seno de

Todos a favor del medio ambiente

las Naciones Unidas para que el máximo organismo mundial adopte las medidas que corresponden.

El problema no deja de tener clara vinculación política, trate de quien se trate, y quienes ostentan el poder creen que siendo alcaldes, gobernadores, ministros, jefes de estado, o simplemente “dueños” de grandes empresas, minas o bancos pueden hacer lo que les venga en gana,  y con todo ello son capaces de mandar a asesinar, atentar o simplemente perseguir contra quienes se atreven a denunciar, publicar, o comentar lo que consideran que afecta sus intereses. Con todo ello, no es extraño el espionaje o el seguimiento y para ello utilizan todas las formas posibles (cámaras, internet, agentes camuflados) para hacer caer a su víctima. Así es la cosa aunque usted no lo crea.

La gran potencia mueve a sus agentes

Dicho esto, no es raro tampoco que el actual Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, del Partido Republicano, conocido por sus posturas antidemocráticas y belicistas,  haya adoptado lo decisión de retirar a su país del Acuerdo de Paris,  cuyo punto principal es reducir las emisiones contaminantes al 1.5% que favorece a la humanidad a todas luces, a pesar de haberse adoptado en la Convención Marco de las Naciones para el Cambio Climático, CMNUCCC, en diciembre 2015.

Con todo ello a Trump simplemente no le interesa el destino y menos la vida de los seres humanos, así es como actúan quienes creen que siendo alcaldes, gobernadores, ministros o jefes de estado pueden hacer lo que les venga en gana, que lejos de hacer lo correcto, hacen todo lo contrario contra la vida, como la tala de árboles, la contaminación del agua, el aire,

los suelos agrícolas y océanos.

En Perú cabe destacar sin embargo, la labor del actual Ministro de Agricultura, José Manuel Hernández Calderón,  quien ha ordenado la siembra masiva de árboles tanto en la selva, como en la sierra, tarea que ha sido encomendada a jóvenes debidamente remunerados para de esta forma crear más fuentes de trabajo teniendo como base a nuevos árboles y recuperar así las áreas perdidas con la tala indiscriminada como es el caso de Madre de Dios afectado por la minería informal, zona que no escapa de la persecución y asesinato de dirigentes indígenas que se opusieron y denunciaron la tala ilegal.

Casos conocidos

Hechos como el que comentamos deben ser motivo de análisis para luego adoptar lo correcto, caso contrario el mal irá en peor, si es que la comunidad, que es la que sufre las consecuencias, no hace lo que debe hacer: salir a las calles y enfrentarse a quienes tienen el poder económico o político y así detener la contaminación en todas sus formas: emisiones motorizadas, tala de árboles, agua con mercurio o plomo, contaminación de suelos, etc.

Un caso considerado emblemático es el de la cajamarquina  Máxima Acuña Chaupe, quien ha resistido tres años de desalojos violentos, golpizas y una batalla legal para evitar que sus tierras fueran convertidas en una mina de oro a tajo abierto. Máxima Acuña ganó el juicio y su caso no tardó en dar la vuelta al mundo frente al gran poder económico de la minera transnacional Yanacocha.

A nivel internacional conocido es el caso de la hondureña Berta Cáceres, asesinada de tres disparos en el abdomen por oponerse a la instalación del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en el Río Gualcarque de Honduras el 02 de Marzo del 2016. El proyecto afectaba las tierras de los campesinos y Honduras se ha convertido en el país más peligroso para los ecologistas, como señala el Diario El País. Esto solo para mencionar algunos de los tantos casos, cuyos afectados se ven obligados a enfrentarse para defender la vida y sus tierras.

Gran tarea en Bonn, Alemania

Gran tarea espera a los “defensores de la tierra y el ambiente” con motivo de la Vigésima Tercera Cumbre Mundial del Clima,  COP 23,  que tendrá lugar en la Ciudad de Bonn, Alemania, que será presidida por la República de las Islas Fiji (Fiyi) entre el 06 y 17 de Noviembre próximo y en la que precisamente se tienen que ver y tomar decisiones frente a los casos de contaminación ambiental, asesinato, persecución de dirigentes y por supuesto la postura de Estados Unidos en no reconocer el Acuerdo de Paris firmado por su antecesor Barack Obama.

Escribe: Cristian Cobeñas – periodista

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *