Especiales Miscelánea Noticias

La diferencia entre un pulmón sano y el de un fumador.

Una enfermera Amanda Eller mostro unas fotos y vídeos a través de su cuenta de Facebook  la comparación de un pulmón sano y el de un fumador. 

“¿Todavía quieres fumar?“, es la interrogante que la enfermera Amanda Eller plantea junto a dos videos que publicó en su página de Facebook y que rápidamente se han vuelto virales.

En las grabaciones aparecen dos pares de pulmones: unos completamente sanos y otros de una persona que fumó una caja de cigarrillos diaria durante 20 años. Los primeros se ven completamente rosados, en tanto que los segundos están cubiertos de alquitrán.

Amanda los pone a prueba y comienza a insuflar aire en su interior. En un video se ve cómo los pulmones sanos se inflan y desinflan de forma pareja, y sin mayor dificultad. Sin embargo, para los pulmones del fumador, el mismo trabajo resulta muchísimo más complejo. “Estos pulmones son pulmones con una enfermedad obstructiva crónica, pulmones cancerosos”, dice la enfermera en la grabación de los pulmones del fumador.

“La elasticidad se ha ido, por lo que se estiran pero al retroceder simplemente se cierran de golpe porque no hay nada que los ayude a mantenerse abiertos. Puedes ver lo rápido que se desinflan”, agrega Amanda. Luego la enfermera conecta los pulmones enfermos a una válvula PEP, que se utiliza para ayudar a abrir las vías respiratorias en pacientes con fibrosis quística. El órgano se infla algo más, pero la cantidad de aire que es capaz de retener es todavía insuficiente.

Efectos de fumar

En el largo plazo, el hábito de fumar lleva a las personas a desarrollar problemas de salud como enfermedades cardíacas, derrame cerebral, enfisema (destrucción del tejido pulmonar) y muchos tipos de cáncer.

Estas enfermedades limitan la capacidad de una persona de estar normalmente activa y pueden ser mortales.Además, los fumadores no sólo adquieren arrugas y dientes amarillos, sino que también pierden densidad ósea, lo que aumenta su riesgo de osteoporosis, una afección que hace que las personas mayores se encorven y que sus huesos se quiebren más fácilmente.

El cáncer y el consumo de tabaco

Según el CDC (Centros para el Control y Prevención de enfermedades). El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de cáncer y de muertes por cáncer. Puede causar no solo cáncer de pulmón, sino también cáncer de boca y garganta, laringe, esófago, estómago, riñón, páncreas, hígado, vejiga, cuello uterino, colon y recto, y un tipo de leucemia

Fumar es un hábito difícil de dejar porque el tabaco contiene nicotina, que es altamente adictiva. Como con la heroína y otras drogas adictivas, el cuerpo y la mente rápidamente se acostumbran a la nicotina de los cigarrillos que la persona necesita usarla para sentirse normal.

Las razones por la que se comienza a fumar son distintas. Algunos piensan que queda bien. Otros comienzan porque sus familiares o amigos fuman. Las estadísticas muestran que aproximadamente nueve de cada 10 consumidores de tabaco comienzan antes de los 18 años.

Con información de El Mercurio – GDA

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *