Columnistas Noticias

La descentralización que Lima reclama

Los retos de Lima metropolitana periodo 2019 – 2022 pasan por la descentralización con la creación de nuevos distritos electorales. Así lo han entendido por ejemplo un importante grupo de alcaldes de Lima norte, organizados en una Mancomunidad que reclama voz y voto en el parlamento para tres millones de pobladores de esa parte de la capital, para resolver sus problemas con el apoyo político que les podría dar tener sus representantes en el parlamento nacional.

Lo mismo sucederá con Lima sur, Lima este y Lima centro. La pelea será dura, porque se necesita una reforma electoral que deberá ser aprobada por el Congreso donde los 36 escaños parlamentarios que corresponden a Lima metropolitana lo ocupan representantes de distritos consolidados, mientras que los distritos emergentes les falta mucho trabajo para llegar a esa meta.

Esto es posible, y se puede lograr si se cuenta con la voluntad política de las autoridades del Gobierno Central y del propio Congreso de la república. No hay nada imposible.

La economía municipal se encuentra debilitada

Uno de los principales problemas que afrontan las nuevas autoridades ediles, es la falta de liquidez para atender los compromisos de pago de los servicios que se brindan a la ciudad, entre ellos limpieza pública, barrido de calles, parques y jardines, serenazgo. Usted amigo lector dirá, como pueden tener déficit o falta de liquidez si las municipalidades cobran arbitrios a sus contribuyentes.

Pero resulta terrible ver los índices de morosidad tributaria que registran los saldos contables de las arcas municipales. La población reclama seguridad ciudadana pero no cumple con pagar sus arbitrios por serenazgo, reclaman y exigen eficiente limpieza pública pero no pagan sus arbitrios por esos conceptos.

Esto ha originado que las deudas se hayan multiplicado en los gobiernos locales. Es necesario plantear una formula que obligue a los contribuyentes a cumplir con sus obligaciones tributarias, de repente una alternativa sería retornar al cobro de arbitrios en los recibos de agua y luz, como era antes. La asamblea de alcaldes presidida por el alcalde de Lima podría plantear una propuesta para estos fines.

El ordenamiento de las calles y avenidas

El principal problema la ciudad es la falta de trabajo, esto ha provocado que, en los últimos años, Lima y sus 43 distritos se vean “invadidos” por miles de comerciantes informales que han tomado las calles para establecer sus negocios. El legítimo derecho al trabajo tiene que respetar la vía pública y al ciudadano y su libre tránsito que la constitución y las leyes les garantiza.

Este es un problema social que duda cabe, pero es necesario generar espacios comerciales donde se les pueda reubicar a todo el comercio ambulatorio que su sola presencia genera inseguridad y desorden. Este creo es otro tema que debe unir a los alcaldes distritales liderados por el alcalde de Lima, para encontrar una solución. La instancia definitivamente sería la asamblea metropolitana de alcaldes.

La desgracia de San Juan de Lurigancho y una seria advertencia para Lima

Lo sucedido con el colapso del colector principal de San Juan de Lurigancho, cuyas aguas residuales inundaron la urbanización Los Jazmines y dejaron sin agua por cerca de dos semanas a millón y medio de pobladores, nos debe llevar a la reflexión. Lima es una ciudad caótica, insegura y desordenada.

La construcción informal de miles de viviendas, la instalación de colectores que no brindan ninguna seguridad, un transporte público colapsado nos demuestra que estamos atrapados por la irresponsabilidad e indiferencia.

En Lima puede suceder cualquier cosa y es hora, que se ponga mano firme para acabar con esa informalidad que esta destruyendo a Lima como capital del Perú. Un alcalde solo, no podrá ordenar la ciudad, pero si activan la asamblea metropolitana de alcaldes presidida por el alcalde de Lima, estoy seguro de que algo se podrá visualizar para empezar a resolver los problemas de la ciudad.

Escribe: Oscar Larenas Núñez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *