Cultura Noticias

Julián, la suma de todos

Se estrenó el unipersonal de Miguel Ángel Saldaña Reátegui en el teatro de la UNI

Para quienes lo conocen, afirman que la vida de Miguel Ángel Saldaña, tres veces alcalde del distrito de Comas, tiene una marcada inclinación por el teatro, independientemente de su carrera profesional de abogado y maestrías en gestión municipal.

Lo que mostró el unipersonal Julián -la suma de todos- es la confirmación de las innatas condiciones para el teatro de Miguel Saldaña, que se gráfica en el desarrollo de la obra que se presentó en el teatro de la UNI con una concurrencia que copó tres cuartos de sus instalaciones. Parte de su infancia Julián, recurre a talentos imaginarios para descubrir a un  muchacho provinciano cuyo padre no aceptaba que el hijo sea actor, gran vocación escondida para la familia por parte de Julián.

La vida diaria, era dura para Julián que compartía sus estudios con el trabajo de venta de helados y de sándwich en alguna esquina de la gran ciudad, esta forma de ganarse la vida y sostener sus estudios le permite conocer la calle, la gente y generar amistad con una dama de nombre Angélica, una mujer pobre y humilde, de la cual Julián aprende las necesidades de la gente para mejorar su calidad de vida, es aquí donde se descubre que otra vocación escondida que tenía Julián, era la de servir a la gente.

Otro aspecto, es que Julián descubre ese sentimiento de respeto a la gente en la persona de doña Angélica a quien acompaña hasta el último día de su existencia, es decir Julián también describe ese sentimiento de solidaridad que embarga a cualquier mortal de perder a una persona que sin ser familiar alguno se preocupa por él.

No soy un analista o crítico de teatro, pero lo que sí puedo precisar, es que Miguel Ángel Saldaña Reátegui, en el desarrollo del unipersonal, Julián –la suma de todos- exhibe como propiedad una enorme sensibilidad humana, que es un hombre de retos, ama su familia, respeta a sus amigos y que el arte y el teatro lo lleva en las venas.

Otro detalle que es bueno resaltar, es que hacer teatro en nuestro país, es sumamente complicado, he allí el primer gran reto de Miguel Ángel Saldaña, romper el tabú que no se pueda hacer teatro en la Lima emergente, en la Lima de los conos y eso es lo que ha demostrado el unipersonal Julián –la suma de todos-, que si se puede.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *