Locales Noticias

IPSOS: Desaprobación a la gestión de Jorge Muñoz crece 12 puntos en un mes

Alcalde de Lima mantiene un respaldo de 53%, pero analistas coinciden en que le falta impulsar propuestas en seguridad ciudadana.

A un mes de que el alcalde Jorge Muñoz cumpla un año en la Municipalidad de Lima, la aprobación a su gestión sufrió una caída de 6 puntos porcentuales. Según la última encuesta de El Comercio-Ipsos, el burgomaestre cuenta con el apoyo del 53% de limeños frente al 59% de la medición anterior.

El estudio, realizado entre el 13 y 15 de noviembre, también muestra que su desaprobación ha subido 12 puntos, pasando del 26% a 38% respecto a octubre.

Es la primera vez que la desaprobación se eleva tanto en un mes desde que asumió la alcaldía metropolitana. Esta pasó del 26% al 38% con respecto a octubre, siendo la primera vez que se eleva tanto en un mes desde que asumió la alcaldía metropolitana. En el último trimestre, su desaprobación se mantuvo alrededor del 30% y en la encuesta del mes anterior bajó 7 puntos.

Agenda pendiente

Para el arquitecto y urbanista Jorge Ruiz de Somocurcio, la disminución del apoyo ciudadano responde a que hasta el momento su gestión se ha centrado en el transporte sin grandes cambios de fondo, dejando de lado otros aspectos que preocupan a la ciudadanía como la seguridad, espacios públicos, medio ambiente y trabajo coordinado con los distritos.

“Muñoz ha estado gozando de un periodo de gracia largo porque, a diferencia de Luis Castañeda, ha tenido una actitud de comunicación con la opinión pública. Eso está bien, pero ha empezado a dar vueltas en círculo en lo mismo […] Adolece de darle a la ciudadanía una propuesta para Lima que lo identifique”, dijo a nuestra fuente.

El analista político Pedro Tenorio coincide en que las medidas adoptadas en transporte, como el ‘pico y placa’, es insuficiente frente al caos en el Metropolitano y la informalidad que invade los corredores complementarios. “Es cierto que las soluciones no dependen al 100% de la Municipalidad de Lima, se acaba de implementar la Autoridad de Transporte Urbano (ATU), pero Muñoz tiene responsabilidad política”, indica.

En diálogo con El Comercio, Tenorio enfatiza en que, en su opinión, la seguridad es uno de los temas que más “le va a pasar factura” por la falta de propuestas concretas para enfrentar la delincuencia, desde sus competencias como burgomaestre metropolitano.

“Vamos en el mes 11 y no se ha visto un avance significativo. La gente espera una respuesta más integral y con resultados”, dijo.

Hechos que marcaron el mes de la encuesta

Amenaza de paro

El miércoles 6 de noviembre, a las 11 de la mañana, los concesionarios de los cuatro corredores complementarios – uno de los componentes del sistema de transporte integrado de Lima– anunciaron que acatarían un paro en rechazo a la “mala gestión” de la Municipalidad de Lima. En conferencia de prensa, culparon a la gestión de Jorge Muñoz por la proliferación de buses y colectivos que invaden sus ejes viales.

Cuatro horas después del anuncio y con la incertidumbre quienes se movilizan en los cuatro corredores [unas 500 mil personas que al día], el alcalde habló. En su cuenta de Twitter, calificó a los representantes de los concesionarios como “un grupo de empresarios que quieren incrementar sus tarifas”. Sin embargo, no se refirió al problema de fondo: la informalidad en el transporte.

No admitiremos que se antepongan los fines económicos de un grupo de empresarios que quieren incrementar sus tarifas, frente al interés social de millones de peruanos que claman por un mejor servicio de transporte para Lima

A estas declaraciones se sumó un comunicado donde la comuna advertía acciones legales si los concesionarios no daban marcha atrás. Con este mensaje, los empresarios – reunidos en la Asociación de Concesionarios de Transporte Urbano (ACTU) – insistieron en su medida de fuerza. Solo con la intervención de María Jara, jefa de la Autoridad de Transporte Urbano, decidieron no acatar el paro del día siguiente.

Este fue uno de los momentos más tensos del mes respecto a la gestión de Muñoz en el tema transporte. Luego del paro suspendido, la comuna se reunió dos veces con la ACTU y, desde este lunes 19 de noviembre, se inició una nueva fiscalización electrónica contra el transporte informal que afecta a los corredores.

“La fiscalización electrónica es una estrategia de gestión de tránsito para garantizar el flujo del transporte formal. Hemos empezado con una marcha blanca de aproximadamente dos semanas, luego de lo cual se impondrán las multas de 336 soles a los propietarios de vehículos que infrinjan la medida”, indicó el burgomaestre.

‘Taxis’ en moto

En los últimos meses, el servicio ilegal de ‘taxi’ en moto ha crecido significativamente en la capital, especialmente en distritos como Surco, San Borja, Surquillo con conductores que se apoderan de paraderos formales en las rutas de los corredores complementarios o cerca de las estaciones del Metro de Lima.

Asimismo, la campaña #NoTePases de nuestra fuente reveló cómo el aplicativo Picap, que brinda este servicio, no realiza ningún filtro a sus choferes, algunos de los cuales se organizan en un chat de WhatsApp donde hablan de invadir paraderos autorizados, acoso a pasajeras y hasta difunden presunta pornografía infantil.

Sobre este tema, el alcalde no se ha pronunciado. No obstante, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones precisó que la municipalidad metropolitana era la encargada de realizar acciones de control y fiscalización contra este servicio ilegal hasta que la ATU asuma funciones. Esta realizó su primer operativo la semana pasada.

Atropellos en Lima

El viernes 11 de octubre, aproximadamente a las 8:30 a.m., la camioneta que manejaba González Gagliuffi, de 33 años, atropelló a los tres jóvenes, que se dirigían a realizarse exámenes médicos para la empresa que los había contratado recientemente. Según mostraron las cámaras de seguridad de la zona, el vehículo invadió la vereda, arrolló a los jóvenes y, finalmente, impactó contra las rejas de un condominio. De acuerdo con las pericias de la Policía Nacional, la conductora excedió el límite de velocidad permitida en la Av. Javier Prado: 60 km/h. Luego de este siniestro vial, se han reportado al menos otros cuatro atropellos con cinco víctimas mortales en distritos como Independencia, Jesús María y San Juan de Lurigancho.

Solo el año pasado se registraron 8.510 atropellos en Lima. Es decir, al día, al menos 23 personas fueron arrolladas.

Ante ello, especialistas han pedido el mejoramiento del diseño vial que proteja al peatón. Por ejemplo, Alfonso Florez, gerente general de la Fundación Transitemos, dijo a El Comercio que, si bien las causales de los atropellos responden a una combinación de conductas, la mala o ausente señalización aumenta el riesgo de muertes en caso de siniestros.

El burgomaestre Muñoz tampoco ha declarado respecto al tema.

Pico y placa de camiones

Durante el mes de la encuesta, el alcalde se reunió con los gremios de transporte de carga pesada y se llegó a un acuerdo para que se ejecute el plan ‘pico y placa’ para camiones. El 28 de octubre pasado, anunció la implementación de un carril exclusivo en el lado izquierdo de la Panamericana Sur, entre las avenidas Mateo Pumacahua y El Derby, para la libre circulación del transporte de carga (en ambos sentidos), entre las 6 a.m. y 9 p.m., de lunes a sábado. En los otros carriles de esta vía se mantendrá la restricción del ‘pico y placa’ para camiones entre las 6:30 a.m. y las 10 a.m., de lunes a sábado.

“La novedad es que los camiones tienen que ir por el lado izquierdo en un carril segregado. Si alguno quiere ir por el otro lado, entonces ahí sí se aplica el ‘pico y placa’”, explicó el alcalde en conferencia de prensa.

Los conductores que infrinjan la disposición son multados con 336 soles. Este plan se sumó al ‘pico y placa’ para autos particulares que se ejecuta desde julio en tramos de la avenida Javier Prado, Panamericana Norte y Sur; eje vial Tacna – Garcilaso – Arequipa y en la Av. Paseo de la República. En este caso, el plan va de lunes a jueves, de 6:30 a.m. a 10:00 a.m. y de 5:00 p.m. a 9:00 p.m. No hay restricción los viernes, sábados, domingos ni feriados.

Fuente: El Comercio – Gladys Pereyra Colchado / gladys.pereyra@comercio.com.pe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *