Miscelánea Noticias

Instagram podría revelar si estás deprimido o feliz, según estudio

El estudio de la EPJ Data Sciene determinó que las personas con depresión tienden a utilizar menos filtros en sus fotografías

Instagram va ganando cada vez más seguidores y se está posicionando como la red social más preferida después de Facebook. Su principal atractivo es el formato novedoso en el que se comparten fotografías. Como reza el dicho “una foto vale más que mil palabras”, estos pequeños registros de la vida cotidiana pueden decir mucho de una persona, a tal punto de revelar indicios de la salud mental, según un nuevo estudio que publicó la plataforma científica EPJ Data Science.

“Los participantes en nuestra muestra que estaban deprimidos tienden a publicar fotos que, en un análisis píxel por píxel, eran más azules, más oscuras y más grises en promedio que las de personas sanas”, dijo Andrew Reece, investigador posdoctoral en la Universidad de Harvard y coautor del estudio junto con Christopher Danforth, profesor de la Universidad de Vermont.

Ambos identificaron a los participantes como “deprimidos” o “sanos”. Para ello, se basaron en si ellos reportaron haber recibido un diagnóstico clínico de depresión en el pasado. Entonces, los investigadores usaron herramientas computarizadas para encontrar patrones en las fotos y crear un modelo para predecir la depresión en las publicaciones.

Reece y Danforth descubrieron que los participantes deprimidos usan menos filtros de Instagram, que permiten a los usuarios alterar digitalmente el brillo y los colores de la foto antes de publicarla. No obstante, cuando esos usuarios usaban un filtro, preferían uno llamado Inkwell —que elimina el color de la foto al convertirla en blanco y negro—. Por su parte, los usuarios más sanos tienden a preferir el filtro Valencia, que aclara el matiz del color de la foto.

También observaron que los participantes deprimidos eran más propensos a publicar fotos en las cuales aparece un rostro. Pero cuando los participantes más sanos publican fotos con rostros, las suyas tienden a incluir más caras que el promedio.

El análisis

Los investigadores usaron un software para analizar el tono, saturación de color y brillo de cada foto, así como el número de rostros que contenían. También recolectaron información sobre el número de publicaciones por usuario y el número de comentarios y de “me gusta” en cada publicación de los participantes de la muestra en el estudio.

A través de herramientas computarizadas, Reece y Danforth descubrieron que entre más comentarios recibiera una publicación, era mayor la probabilidad de que hubiera sido publicada por un participante deprimido. Lo opuesto ocurría con los “me gusta”: entre más recibían, era menor la probabilidad de que hubiera sido publicada por un participante deprimido.

Concluyeron que los usuarios deprimidos tienden a publicar con mayor frecuencia.

“Revelamos mucho sobre nuestro comportamiento a través de nuestras actividades”, dijo Danforth. “Y somos mucho más predecibles de lo que pensamos”.

Fuente: The New York Times

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *