Especiales Noticias

En zonas mineras los niños menores de 15 años están contaminados con metales pesados

La Red Muqui presentó un informe y documental donde  alerta sobre la problemática de salud ambiental y los impactos de los diferentes pasivos mineros en Cerro de Pasco, La Oroya, y la Cuenca de San Mateo.

Esta presentación se realizó en el marco del foro celebrado en el Congreso donde se expuso estudios sobre metales pesados con participación de afectados por la contaminación en estas regiones.

En Cerro de Pasco y La Oroya niños contaminados por metales

Menores de 15 años de edad de Cerro de Pasco y La Oroya están expuestos de manera crónica al arsénico, cadmio,  plomo, mercurio, superando todos los niveles permisibles por el Ministerio de Salud, es la conclusión del Informe de atención médica de salud a menores que habitan en ambientes asociados a minería y metalurgia residentes en Cerro de Pasco y La Oroya, y situación de los pasivos ambientales de San Mateo-2016, elaborado por la Red Muqui. El informe expuso la problemática de salud ambiental y los impactos de los diferentes pasivos mineros de ambas zonas, relacionadas hidrográficamente con el río Mantaro.

Metales cancerígenos

«El arsénico y el cadmio son cancerígenos, tal y como lo reconoce la Organización Mundial de la Salud, y el plomo y el mercurio son dos venenos que tienen una gran predilección por el sistema nervioso central, es decir, destruyen los nervios,  el cerebro, y producen anemia», sostiene Fernando Osores, doctor ambientalista  que estuvo a cargo del informe médico que consistió en el análisis de los cuatro metales pesados señalados en sangre, orina y cabello a una muestra de 24 niños de entre 3 y 15 años.

«Es necesario una acción desde el Estado para parar esta afectación a la salud y derechos humanos», declaró Laura Grassi, científica ambiental de la organización Source International, autora de un informe sobre contaminación en La Oroya. Esta experta recordó además que la concentración de metales pesados genera problemas de malformaciones en bebés.

Indiferencias del estado sobre poblaciones amenazadas

«Mi hijo Benjamín tiene un crecimiento anómalo de células retinales, un retinoblastoma, que ya le ha hecho perder un ojo. Además, sufre de diferentes enfermedades, como daño a la vesícula», afirma Lourdes Mendoza, habitante de Cerro de Pasco. «No existe ninguna solución hasta la fecha. Este no es un daño a personas aisladas, sino a una población integral y constituye un tema de salud pública. Los ministerios no están actuando desde una mirada de interrelación de salud y medio ambiente», afirma Javier Janhcke, director de  Red Muqui.

Exposición permanente de metales pesados y pasivos ambientales

Relaves mineros amenazan la cuenca del río Mantaro y Rímac

El informe alerta del peligro de  los depósitos de relaves, que constituyen un foco de contaminación y afectación a la salud de las personas.  En Cerro de Pasco, se encuentran los depósitos de Quiulacocha con 115 hectáreas y 78 millones de toneladas de depósito, o del desmonte Excelsior con 94 hectáreas y 50 millones de toneladas de depósito. Por su parte, en la Oroya se encuentran los depósitos de trióxido de arsénico de Vado que contiene 115 mil toneladas.

La cuenca del Río Mantaro es de gran importancia para la economía del Perú: genera alrededor de 35% de la energía eléctrica, y la producción agrícola del valle provee de gran cantidad de alimentos a la capital. Sin embargo, el peligro de los relaves también está latente en Lima.

El informe no solo alerta sobre el relave de Tamboraque- que contiene aproximadamente 690 mil toneladas métricas de residuos- sino también de otros ocho pasivos ambientales de los que poco se habla. Es el caso del relave Chinchán, el de Tablacacha, ubicado al margen del rio Rímac, que contiene unos tres millones de toneladas métricas de relaves producidos por la planta concentradora Casapalca. También están los depósitos de relaves de Antuquito, Casapalca, y el de Yauliliaco que contiene 3 millones 300 mil de toneladas métricas.

Historias de Agua

Se estrenó el documental «Historias de Agua», producido por Red Muqui, que  narra  los impactos dramáticos de la contaminación sobre las poblaciones objeto del informe. El largometraje recorre las aguas de los Andes y retrata las historias de ciudadanos que viven afectados por problemas de salud y por contaminación ambiental.

«Sólo se habla de los beneficios que trae la minería, y con este documental quisimos mostrar el otro lado de la historia. Queremos que se visibilice esta problemática ante la falta de empatía de esta población que busca justicia y salud», afirmó Gabriela Delgado, productora del documental.

Fuente: Muqui red de propuesta y acción – Minería Ambiente y comunidades

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *