Columnistas Noticias

El principio del caos del transporte y tránsito en el Callao

Vías y administradores diferentes en su espacio territorial

El problema del transporte y el tránsito en el Callao comienza con la categorización de sus vías, unas tienen carácter nacional y otras, carácter provincial. Es de competencia nacional toda la Av. Néstor Gambetta, desde el límite con el distrito de Puente Piedra hasta la Av. Enrique Meiggs (Línea del Ferrocarril). Continua por la Av. Enrique Meiggs hasta la Av. Manco Cápac hasta llegar a los terminales portuarios APM Terminals y DP World.

Asimismo, es vía nacional la Av. Elmer Faucett, desde el Ovalo 200 Millas (Cantolao) hasta la Av. Morales Duárez. Luego prosigue por esta avenida hasta la Av. Gambetta. Finalmente es vía nacional la Av. Santa Rosa (desde la Perla hasta la Av. Argentina) y el tramo chalaco de la carretera Canta-Callao. El resto de las vías están bajo la jurisdicción de la Municipalidad Provincial del Callao y de las Municipalidades Distritales en cuanto a su conservación y solo de la primera en cuanto al control del tránsito.

Las vías nacionales son administradas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a través de Provias, en cuanto al mantenimiento de su infraestructura y el control del Tránsito. En estas vías transita el transporte urbano, especialmente, de servicio público de personas, esto es el transporte de pasajeros dentro de la Provincia del Callao y de Lima Metropolitana, al estar interconectados por razones geográficas, económicas y sociales.

Anteriormente, el control del Transporte Urbano le correspondía a las Municipalidad Provincial del Callao y a la Municipalidad de Lima Metropolitana a través de Protransporte, cada cual, en su ámbito, pero con convenios de interconexión o régimen de gestión común. Esta facultad les fue retirada a ambas, en lo principal, mediante la Ley Nº 30900 publicada el 28 de diciembre de 2018 que crea la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) de Lima y Callao, que luego de su implementación entrara en funciones el 1° de abril de 2019.

Sin embargo, valga precisar que quedan como funciones de las Municipalidades, en cuanto a transporte urbano el control de vehículos menores y de transporte de mercaderías menores entre otras. Asimismo, es necesario precisar que se entiende como facultad del transporte urbano las autorizaciones de circulación o concesiones de rutas, diferente al control del tránsito. La facultad del control de tránsito sigue manteniéndose a cargo de las Municipalidades Provinciales, salvo al control de las vías nacionales que están a cargo de Provias.

En cuanto a transporte de buses interprovinciales e internacionales, así como los vehículos de carga pesada están a cargo de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercaderías (SUTRAN), entidad adscrita también al Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Finalmente, el Tren Eléctrico que recorrerá el Callao, también tiene su propio organismo que es la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) igualmente adscrita al MTC.

Como dice el dicho “muchas manos en un solo plato hacen garabato”, pues cuando hay muchos responsables se superponen funciones, se crea el caos y nadie es responsable de nada. Esto puede superarse si es que dichos organismos conciertan un proyecto integral para lo cual debe haber un liderazgo de parte de las Autoridades del Callao en su ámbito territorial, especialmente de la Municipalidad Provincial del Callao, más allá de que se le hayan recortado sus funciones, pues, sobre todo, es el representante de la ciudad.

Escribe: Reynaldo Encalada Tovar regidor provincial / presidente de la comisión de Transporte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *