Columnistas Noticias

El otro Kuczynski

Es difícil creer que un hombre que quiere ser presidente pero del cual poco se sabe, esté ocupando un lugar expectante en las encuestas.

Ipsos Perú publica una encuesta sobre la intención de voto para las elecciones de 2021. En la lista de candidatos figura en segundo lugar, el economista Julio Guzmán. Primero está Keiko Fujimori y tercera Verónika Mendoza.

Es difícil creer que un hombre que quiere ser presidente pero del cual poco se sabe, esté ocupando un lugar expectante en las encuestas. Guzmán prácticamente no interviene en el ruedo político. Se escondió en un caparazón durante la prolongada crisis política que terminó con la presidencia de PPK. Apenas apareció en una entrevista en un diario y escribió unos cuantos tuits. Quizás piensa que la mejor forma de comunicarse con el país es a través de las redes sociales, y le da mucho crédito al tema, pero dudo que pueda hacerlo por mucho tiempo.

Guzmán no tiene partido político, en el sentido cabal de la palabra, porque no tiene cuadros políticos. ¿Acaso hemos oído hablar a técnicos “morados” sobre la crisis económica y laboral del Perú? ¿Dónde están? ¿Los tiene? La experiencia de Toledo, Humala y PPK nos ha demostrado lo importante que resulta tener gente que esté realmente fidelizada con la idea política que pretenden llevar a la práctica. Si no, empiezan las contradicciones en el propio gobierno.

¿Cuál es la propuesta de Guzmán para hacer frente a la caída del empleo formal? Si el empleo formal se ha reducido en Lima en los últimos seis años es por culpa del humalismo y ppkausismo. De esa tecnocrácia que se juraba la salvación del Perú. De la falta de rumbo e improvisación. El gobierno de Alan García dejó suficientes recursos para que Humala hiciera mucho pero el capitán era tonto.

Elegir a Julio Guzmán sería la continuidad del gobierno de PPK. Contando desde el desastroso 2011 -2016, el Perú estaría quince años siendo víctima de la improvisación de esta gente. ¿Persistiremos en el error sabiendo el tremendo daño que nos haríamos? No creo que exista paciente que quiera seguir inoculándose el virus que tanto daño hace a sus propias defensas. Igual es el Perú. Un país que requiere de gente que realmente tenga la experiencia en tratar este tipo de enfermedades que han afectado el trabajo, la economía, la salud, educación de muchos peruanos.

Por eso, para mí, Guzmán es el otro Kuczynski. Los dos economistas. Formados en universidades de primera. Técnicos. Misma ascendencia. Espero que el Perú lo piense mejor esta vez.

Escribe: Arturo Valverde – Exitosa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *