Cultura Noticias

El nefasto presidente y sus elecciones

Siguiendo a Basadre nos ocuparemos del tema ideológico de Piérola y Pardo.

Dice Chocano en sus “Memorias”: “Pardo es un temperamento flemático, Piérola es un temperamento nervioso. Aquél es la robustez; éste la agilidad. El jefe del Partido Civil es un hombre práctico; el jefe del Partido Demócrata es un gran imaginativo. Así es como Pardo logra inspirar respeto, y Piérola cariño. El uno da impresión de estadista; el otro, de hombre superior. El uno tiene partidarios; el otro, fanáticos. Con él unos prosperan, no poco; por el otro se hacen matar muchos. Pardo es el tipo imponente del Jefe de Estado; Piérola es el tipo irradiante del caudillo romántico”.

Piérola presidía el Partido Demócrata, la izquierda de entonces; Pardo, el Partido Civil, de tendencia derechista, reaccionaria.

Como dice Basadre qué profunda debió ser, a través de todo aquel tiempo, la amargura de Piérola. Sufría una impotencia peor que la que sufrió Santa Cruz. “La causa de los males públicos está encerrada”, dijo Piérola entonces, en su discurso del 19 de junio de 1904, se resume en esta frase terrible: “INSTITUCIONES, HOMBRES Y COSAS, TODO HA SIDO FALSIFICADO, NO SON VERDAD AQUÍ”.

“El pueblo peruano, afirmó en este mismo discurso, sabe que llevo en el corazón sus intereses; que sufro con sus dolores y aliento sus esperanzas; que no tengo otro móvil que servirle; y cuando el mal ahoga o el peligro arrecia viene a mí”.

También sostuvo don Nicolás “abstenerse es obrar”. No quiso transigir con el civilismo. Quisieron buscar un pacto para ubicación de candidaturas. Le parecía claudicación. Allí dijo: “ABSTENERSE DE PARTICIPAR POR INCORRECTO SENDERO, EN EL FRANGOLLO POLÍTICO AL QUE NOS HAN TRAÍDO, ES OBRAR Y OBRAR DE LA MANERA MÁS EFICAZ Y SALUDABLE POSIBLE”. Esta lección deberían aprenderla los politicastros de hoy, pactistas.

El presidente Leguía inició tratos para impedir la elección de Billinghurst, pero ello también fracasó. Don Nicolás dijo: “SEGUIMOS AL ABISMO CON CEGUEDAD INCONCEBIBLE”.

Exactamente lo mismo que pasa ahora. El gobernante no tiene brújula política, no tiene más meta que su preeminencia. Esa falsificación subsiste hoy. Toda la institucionalidad es falsa. El Tribunal Constitucional, el Poder Judicial y los Gobiernos Regionales están sumisamente politizados. No han tenido ningún pronunciamiento a raíz del golpe de Estado del despreciable presidente actual. Es una traición ir a estas “elecciones” apócrifas y extemporáneas.

Escribe: Javier Valle Riestra – abogado político excongresista y exministro de estado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *