Columnistas Noticias

El mercado de la salud en el Perú está distorsionado y abusa de sus consumidores

Tanto el farmacéutico como el de las clínicas privadas

Víctor Quijada Tacuri señaló que hay abuso sin nombre en las farmacias de las clínicas con precios que superan más del 100% de los precios del mercado y encima dicen que aplican descuentos.

El mercado farmacéutico y de clínicas en Lima es un constante abuso de dominio de posición de quien tiene más dinero y busca, por todos los medios, eliminar a sus competidores acaparando los servicios, las atenciones y las coberturas de seguros, así lo señaló Víctor Quijada Tacuri, abogado y analista político.

“Desde hace más seis años se ha presentado un proyecto de Ley para regular el mercado de medicamentos y así sancionar una normativa concertada por los empresarios pero también por los usuarios y los colegios profesionales, pero hasta ahora no se sanciona y se encarpeta. Diagnóstico: No se discute por intereses económicos, precisó Quijada.

Quijada Tacuri explicó que son muchas las farmacias que en las propias clínicas donde atienden a sus pacientes estas venden medicamentos a precios muy superiores a los del mercado y se constituyen en serio abuso para sus pacientes. “Bajo el argumento que no debe existir control de precios y que cada persona puede recurrir libremente a la farmacia que desee, ni Indecopi ni Susalud intervienen y eso es una afectación a los pacientes”.

Estas farmacias de las clínicas, establecen precios que superan el 100% del promedio del mercado pero encima dicen que ofrecen descuentos sobre estos sobre precios y eso es una mentira pues el descuento no es real. “Los consumidores merecemos información cierta, transparente y justa”.

Adquisición de MiFarma es ilegal

En referencia a la adquisición de dos conocidas farmacias, Quijada explica que la ley establece que no puede haber monopolios en el Perú, es decir la concentración de empresas que se dediquen en un mismo rubro. “Para el caso concreto de la compra de Intercorp, esta situación es ilegal pues si se concreta la fusión no habría libre competencia, principio consagrado en la Ley de Represión de la Competencia Desleal y en la propia constitución”.

“El tema en el Perú es que los mismos dueños de los laboratorios son también los dueños de las cadenas farmacéuticas por ejemplo, MiFarma era de Química Suiza y así cada laboratorio tiene su cadena de distribución, de esta manera cada empresa se encontraba en una cadena empresarial diferente. Ahora, hay una concentración del mercado farmacéutico tanto horizontal como vertical”.

Para Quijada los ofrecimientos de los nuevos operadores de las farmacias de permitir la competencia entre sus nuevas empresas es absurda pues lo que ellos buscan es rentabilizar y eso se hace incrementando precios y evitando duplicidad de gastos, por eso no van a bajar los precios.

“OJO: quienes manejan los precios para el consumidor final no son los laboratorios sino la cadenas de distribución. Si estas se concentran pondrán aún más el precio que quieran”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *