Noticias Regionales

Dos mil venezolanos ingresan cada día al Perú en frontera con Ecuador

En la región Tumbes, alrededor de 2 mil ciudadanos venezolanos ingresan al país por la frontera con Ecuador. Todos ellos realizan largas colas en el Centro Binacional de Atención Fronteriza a fin de pasar el control migratorio respectivo.

Los 2 mil venezolanos llegan a territorio peruano luego de viajar por 4 o 5 días desde su país natal. Un grupo de ellos continúa su viaje hacia otros países, como Argentina o Chile. Hay quienes se quedan en Tumbes, mientras que la mayoría se dirige a ciudades como Lima.

“Mis hijos son mis tesoros, por ellos me vine. Los tuve que dejar porque no tuve el dinero suficiente para poderlos traer”, comentó una ciudadana venezolana y madre de dos hijos mientras realiza la cola.

Vale precisar que el Centro Binacional de Atención Fronteriza recibía normalmente 500 personas al día. Sin embargo, debido a la gran cantidad de venezolanos que llega a diario, se ha tenido que realizar labores de implementación y mantenimiento en el sitio.

“Hemos tenido que realizar algunos trabajos de mantenimiento y reparación con la finalidad de que las instalaciones soporten esta cantidad de personas que ingresan a nuestro país. Incluso hemos habilitado algunas duchas que se encontraban inoperativas y que ahora ya están en funcionamiento”, señaló un representante de la institución.

En tanto, un ciudadano venezolano sostuvo que para salir de Venezuela se les cobra un monto de dinero. “La guardia no nos deja salir, hay que pagarle más bien para que no nos anule el pasaporte. Y no nos dan Tarjeta Andina tampoco, mira los pies los tengo hinchados, 4 días metidos en un bus desde Mérida”, indicó.

“Traemos galletas, agua, jugos, muchos enlatados para poder soportar el viaje. Algunas personas vienen con niños, incluso hay embarazadas”, añadió una ciudadana venezolana.

Sin embargo, la necesidad de los venezolanos viene siendo aprovechada por inescrupulosas agencias de viajes que les prometen traslado, comida y pasajes, pero les terminan estafando. “Nos han cobrado 220 dólares y nos dijeron que nos iban a transportar y llevar para que nos ducháramos y comamos. Nos dijeron a las 10 a.m. y ya son las 5 p.m.”, señalaron.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *