Locales Noticias

Distritos de Lima que han ejecutado menos de la mitad de su presupuesto de 2019

Los distritos de la capital han gastado en conjunto el 65,7% del total de sus recursos destinados para este año. San Bartolo, Rímac, Chorrillos y El Agustino tienen los menores índices de ejecución

A un mes de culminar el 2019, la eficiencia en el gasto presupuestal a cargo de los municipios limeños ha mostrado un declive respecto a años anteriores. A la fecha, los recursos ejecutados por estos niveles de gobierno —incluyendo la Municipalidad de Lima— bordean los 3 mil 973 millones de soles, cifra que representa solo el 65% del total recibido durante el 2019 (6 mil 44 millones de soles).

Composición de los recursos

Los fondos que dispone cada comuna están compuestos por las transferencias del Gobierno, los impuestos municipales, los ingresos por prestación de servicios (limpieza pública o seguridad), así como aquellos derivados del pago de tributos para obras públicas.

Baja ejecución presupuestal

Según el portal de Consulta Amigable del MEF, los niveles más bajos se observan en localidades como Comas, San Luis, San Bartolo, Rímac, Chorrillos y El Agustino. Las autoridades ediles de estas jurisdicciones han invertido menos de la mitad del total de recursos disponibles para obras, el pago de planillas y para cubrir gastos administrativos

Los problemas detrás

Las jurisdicciones con menores niveles de gasto también tienen dificultades relacionadas a la administración municipal, así como denuncias por falta de transparencia.

El Agustino

Reporta el menor nivel de ejecución, es uno de los distritos con más cantidad de lugares (29) donde se acumulan los residuos sólidos generados por sus residentes, según el informe titulado “Dónde va nuestra basura”, elaborado por la Defensoría del Pueblo. Esta comuna figura asimismo entre los 10 primeros lugares de jurisdicciones con mayor índice de crimen y violencia, de acuerdo con el Ministerio del Interior.

Chorrillos

Por su parte, ha padecido problemas de corrupción derivados de gestiones anteriores. A finales de marzo, el ex alcalde Augusto Miyashiro (quien gobernó el distrito desde el 1998 hasta el 2018) fue sentenciado a cuatro años y ocho meses de prisión efectiva por el delito de negociación incompatible. El ex burgomaestre fue denunciado por la compra “de una excavadora hidráulica sobre neumáticos para servicios públicos”, en el 2008 por un monto de 907 mil soles.

El Rímac

También tiene problemas en este rubro. Según una investigación realizada por nuestra fuente, es uno de los distritos que menor proporción de su presupuesto destina al orden público y a la seguridad en la zona de Lima Centro. Dicha cifra actualmente bordea el 5% de los 53 millones de soles con que cuenta en el 2019.

Distritos con aceptable ejecución presupuestaria

En contraste, los niveles más altos de ejecución corresponden a distritos pequeños y ubicados en Lima moderna, que reportan los mayores avances de gasto. Encabezan la lista Punta Hermosa, Jesús María, Santa Rosa, Pueblo Libre, Ate Vitarte y San Miguel, con una ejecución que sobrepasa el 75% de sus presupuestos.

Más recursos

En el presupuesto 2020 aprobado a finales de noviembre, el Gobierno destinará un ligero aumento de los ingresos disponibles para las 43 municipalidades de Lima Metropolitana. El próximo año, los distritos de la capital recibirán en conjunto —incluyendo a la Municipalidad de Lima— 4 mil 773 millones, cifra mayor a los 4 mil 646 millones de soles recibidos a inicios de este año.

¿Cómo se distribuirá dicho monto entre los distritos?

Entre las localidades con más presupuesto figuran aquellos con mayor número de habitantes y con una mayor proporción de residentes de ingresos altos. La lista la encabeza Santiago de Surco, con 283 millones de soles, seguido de San Isidro, con 257 millones de soles, respectivamente.

En tanto, La Municipalidad de Lima recibirá 1,395 millones de soles (tanto para obras de infraestructura como para gasto corriente). Este monto será menor que los 1,442 millones de soles recibidos a inicios de este año.

Fuente: El Comercio – Jorge Falen

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *