Noticias Regionales

Demandan a PPK atención especializada y políticas públicas en salud ambiental

Afectados con metales pesados por las industrias extractivas del país

Representantes de nueve regiones del país, como: Espinar (Cusco), Hualgayoc (Cajamarca), La Oroya (Junín), San Mateo (Lima), caso Cuninico y las cuencas de los ríos Corrientes, Tigre, Marañón y Pastaza (Loreto), Puno, El Callao, Amazonas y Pasco;  discuten en Lima sobre la alarmante situación ambiental en la que se encuentran. Sus principales demandas son: atención médica especializada y acceso a agua potable.

Hay una gran cantidad de afectados en todo el país debido a las actividades extractivas y pocas han sido las acciones que el Estado ha venido tomando.  Cerca de 60 líderes de las zonas más afectadas se reunieron en Lima en el Primer Encuentro Nacional de Afectados por Metales Tóxicos.

Pasivos ambientales

En el país hay más de 8 mil pasivos ambientales mineros, así como minería ilegal y pasivos ambientales de la actividad petrolera. Existe una decena de casos graves de contaminación y afectación a la salud por metales pesados vinculados a las industrias extractivas. Se trata de miles de personas, en la mayoría de casos niños y niñas, que están enfermando sin saber por qué y sin ser adecuadamente atendidos, ante la lenta respuesta del Estado que ni siquiera tiene información sistematizada sobre el conjunto de los casos.

Salud ambiental

“Existe un problema público de salud ambiental que requiere de solución. La solución es posible, pero el Estado no está haciendo nada para resolverlo. Mientras tanto, los afectados esperan y el problema se agrava y se extiende”, sostiene Ana Leyva, directora de CooperAcción, institución miembro de la Mesa de Coordinación sobre salud ambiental.

Derrame de petróleo

Hace dos años en la comunidad de Cuninico, Loreto, hubo un derrame de petróleo que contaminó las aguas del río Marañón, es decir la principal fuente de abastecimiento de agua de las comunidades indígenas de la zona. “Ellos no cuenta con agua potable, solo pueden tomar agua que cae de la lluvia, porque los ríos están contaminados. Les habían prometido agua potable, pero el Ministerio de Salud ha respondido que eso lo tiene que ver el Ministerio de Vivienda. Hasta el momento no tienen ninguna respuesta concreta desde el Estado ni en temas de servicio de agua potable ni en temas de salud”, señala Silvia Toledo, coordinadora de incidencia de Amnistía Internacional Perú. Ante la exigencia de los pobladores, el Estado declaró hace 15 días la Emergencia Sanitaria en la zona.

En San Mateo – Huarochirí

En el distrito de San Mateo, Lima, la contaminación minera se viene dando desde hace más de 80 años. A la fecha, producto de todos esos años de actividad, existen pasivos ambientales en diversas comunidades campesinas que no han tenido remediación alguna. “Los niveles de contaminación que se han ido generando son consecuencia de los pasivos ambientales que se han ido acumulando a través del tiempo. Hoy el Estado está haciendo cargo de una parte del proceso de remediación de activos de proyectos mineros que fueron estatales, de Centromín, en su época, pero no de la remediación de otros pasivos ambientales consecuencia de actividades de empresas privadas y ese es  un problema”, menciona Javier Jahncke, Secretario Ejecutivo de Red Muqui.

Sin presupuestos

Un reciente informe “Metales pesados  tóxicos y salud pública: El caso de Espinar”, sostiene que a seis años de los primeros resultados del CENSOPAS y cuatro años después de la Mesa de Diálogo de Espinar, todavía no existen medidas concretas implementadas, ni el presupuesto necesario para afrontar la grave situación existente en la provincia de Espinar. Mientras tanto, la población sigue expuesta a los metales y aumentando su situación de riesgo”.

Promesas incumplidas

“Ante estos exámenes realizados tanto al agua como a las personas, el Ministerio de Salud no ha hecho absolutamente nada al respecto. Se comprometió en varias oportunidades a hacer planes de salud, pero hasta el momento, ya han pasado cinco años desde el 2012 y el gobierno no ha cumplido ninguna de sus promesas”, dice Jaime Borda, director de Derechos Humanos Sin Fronteras de Cusco.

Agrega que actualmente hay acción de cumplimiento en este momento en el juzgado de Espinar, donde se le pide al Gobierno que pueda atender de manera urgente a los afectados por metales pesados. “Esta acción todavía no ha sido respondida por el juez, no hay respuestas por parte de las autoridades, tampoco por la vía legal”, finaliza Borda.

Sin protocolos de salud en zonas contaminadas

La situación ambiental en las zonas extractivas es crítica en muchos casos, y lamentablemente el Estado peruano no cuenta con protocolos para tratar la salud de las poblaciones que viven con metales pesados en la sangre y tampoco se ha determinado cuáles son las fuentes de contaminación y los lugares contaminados. Hay una agenda de derechos que vienen siendo afectados por décadas y sin mayores respuestas desde el Estado.

Principales acuerdos

Como parte del Encuentro de Afectados por Metales Tóxicos, culminado el pasado miércoles 29 de noviembre, los participantes definieron un conjunto de acuerdos y exigencias al Estado. Entre ellos, destacan:

-Aplicar una visión de salud integral desde los generadores de los impactos ambientales y sociales; esto es, una política de salud que busque lograr el bienestar general, prevenir enfermedades y no solo curarlas, lo que supone una respuesta articulada del Estado para mejorar los determinantes ambientales que influye en la salud.

-El Estado debe identificar las fuentes de contaminación y controlarlas (trasladar desechos a lugares seguros, etc.). Establecer y dar cumplimiento a los planes de remediación de pasivos ambientales efectivos, sostenibles y participativos, dando prioridad a los más graves.

-Dotar de agua potable de calidad (libre de metales tóxicos y otros contaminantes) de forma regular y permanente a la población afectada

-Priorizar la asignación de presupuesto desde el gobierno central para prevención, atención, tratamiento, seguimiento e investigación en salud ambiental y humana. Siendo el Perú un país que lidera la producción de minerales, es necesario que cuente con un centro de investigación aplicada sobre afectación de la salud por metales tóxicos.

-Asegurar la atención primaria y especializada para los afectados por metales tóxicos, que sea realizada por personal capacitado, siguiendo las guías de atención médica especializada.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *