Cultura Noticias

Comas: Piden detener invasión y destrucción de sitios arqueológicos.

Nos estamos quedando sin identidad cultural

Es muy lamentable la realidad arqueológica que vive el Perú, “País de las Maravillas” -como llaman algunos- pero que desgraciadamente se está perdiendo debido a la irresponsabilidad de algunos peruanos,  especialmente de la mayoría de autoridades que,  por ignorancia que es lo peor  -y por lo visto- no saben siquiera qué significa identidad cultural por tanto,  no detienen la destrucción de nuestro valioso patrimonio arqueológico e histórico que viene a ser precisamente nuestra identidad cultural,  porque fue construido por milenarios peruanos.

Ellos fueron los que pusieron las bases para tener un país de maravillas históricas y arqueológicas, pero ahora, muchas de ellas se están perdiendo.

“Mina de plata”

Lo descrito,  viene a raíz del conversatorio sobre la Cultura Colli que ha tenido lugar el jueves 06 de Septiembre 2018 en el auditorio José María Arguedas de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Ciudad Universitaria,  que contó con la participación de destacados especialistas, entre ellos la Arqueóloga peruano-colombiana Elvia Inés Correa Arango, quien llegó a expresar que la “Fortaleza de Collique” y todos los sitios arqueológicos ubicados en Comas al Norte de Lima Perú son muy bellos y son además,  una “mina de plata” con los cuales se puede dar trabajo a los propios peruanos mediante la atracción del turismo una vez restaurada y puesta en valor, pero los siguen destruyendo,  lo cual refleja desconocimiento, desidia y descuido de parte de los organismos encargados.

“Los Collis” nunca usaron oro, si es que los huaqueros buscan oro, ha dicho en más de una ocasión Inés Correa, muy por el contrario, los “Collis” supieron usar una excelente arquitectura de acuerdo a su valiosa cultura de más de mil años, pues tuvieron el coraje de enfrentarse dos veces al poderoso ejército de los Incas al mando del Inca Túpac Yupanqui, y ofrendaron su vida en defensa de su territorio hasta que fueron sometidos a la fuerza por los incaicos. Así fueron los “Collis”, recuerda también la reconocida historiadora peruana María Rostworowski.

Correa Arango tuvo a cargo los estudios e investigación de la Fortaleza de Collique hace más de 30 años durante la gestión del ex-Alcalde de Comas Arnulfo Medina Cruces, pero quedaron paralizados debido a la falta de financiamiento de parte de las siguientes gestiones municipales,   lo cual ha influido para que tan importante e histórico sitio arqueológico, considerado el “Centro Administrativo” de la Cultura Colli,  sea afectado nuevamente por vándalos y la desidia de autoridades que no han puesto debida atención.

Huaqueo imperdonable

En su intervención, el Catedrático Principal de la Escuela de Arqueología de la Universidad de San Marcos, Daniel Morales Chocano, denunció también el huaqueo indiscriminado de parte de sujetos que por ignorancia se dedican a hacer excavaciones en cualquier lugar de la Fortaleza de Collique y donde existen sitios arqueológicos “Collis” con el afán de encontrar oro, pero ya está dicho: “los Collis no usaron oro”. y lo que hacen es destruir más y más tan importante sitio arqueológico, bastión principal de los rebeldes collicanos.

De la misma forma, hizo mención especial de los vestigios arqueológicos que existieron en el llamado “Cerro Volcán” muy cerca de la Fortaleza de Collique” en donde se ubicaban construcciones collicanas, pero ahora han sido ocupados por gente que no tienen por qué haber ocupado dicho lugar, lo cual ha motivado la destrucción de dichos vestigios históricos que afectan nuestra identidad.

Profundiza estudios Collis

Por su parte, otra arqueóloga sanmarquina, Claudina Zavala Glaston, hizo mención del trabajo arquitectónico de los Collis reflejado en la Fortaleza de Collique, cuya influencia alcanzó también los alrededores del ámbito geográfico de dicha cultura preinca, además de dicha construcción que tanto preocupa a los investigadores y peruanos que han tomado conciencia de tan invalorable patrimonio histórico arqueológico.

Coincidió de la misma forma en llamar a todas las autoridades y organismos encargados a detener la destrucción de nuestro patrimonio, pues de lo contrario se estaría perdiendo nuestra identidad cultural, heredada por muchos años.

Se robó el espectáculo collicano

Como para llamar la atención a todo el mundo, el autodidacta y acucioso investigador collicano, Enrique Niquín Castillo, residente en la Tercera Zona de Collique, tuvo una espectacular intervención llegando a expresar: ¡NO ESTOY SOLO!  en alusión al “Museo de los Collis” instalado en forma particular y por propia iniciativa en su casa para cuidar y defender nuestro patrimonio histórico, en vista que a algunos les ha causado recelo por dicha iniciativa y en vista de tener conocimiento de la existencia de unos 27 museos particulares sólo en Lima. ¡NO ESTOY SOLO! volvió a expresar con energía, a pesar de su preocupación por nuestro patrimonio que algunos no reconocen. Pero él sigue adelante y no se amilana, no obstante, su contextura física afectado por un mal ahora superado.

“Yo enseño a los niños, visito colegios, investigo quienes fueron los Collis, lo hago con mucho esfuerzo y cariño, le doy mucha dedicación, sin hacer caso de los que no apoyan para cuidar nuestra historia porque es nuestra identidad”.  “Si nadie se preocupa, pues yo si me preocupo y los alumnos y profesores van a mi museo y les doy clases sobre los “Collis” y por eso gano algo, sino de qué vivo”, dijo con mucho énfasis. Nadie tiene porqué oponerse, al contrario. Los que van tomando conciencia me aplauden”. “Se robó el espectáculo”, dijo por su parte Alberto Onofre Yauri.

Y así, en medio de la atención, curiosidad y admiración de los concurrentes, recibió un sonoro aplauso para el recuerdo de un collicano que ahora es motivo de admiración y en tal sentido, el Catedrático Daniel Morales, destacó la labor de Niquín Castillo, dada su condición de autodidacta.

Escribe: Cristian Cobeñas Benites – Reportero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *