Locales Noticias

Comas: alcalde Raúl Díaz denunció que municipio enfrenta una situación de quiebra

Asegura que gestión anterior le dejó una deuda de 114 millones de soles

El alcalde de Comas, Raúl Díaz, denunció que recibió el municipio en quiebra y con deudas millonarias. Según informó la gestión de Miguel Saldaña le dejó una deuda de 114 millones de soles para el periodo 2019-2022.

Díaz dijo que Comas está “totalmente quebrada, insolvente y sin liquidez”. No hay agua, no hay internet, tienen pocas computadoras, casi no hay serenos y el distrito está inundado de basura.

Contraloría

El alcalde Raúl Díaz aseveró que ya presentó un informe a la Contraloría donde se detallan las deudas del distrito. A Sedapal se le deben más de 3 millones de soles, en telefonía más de 48 mil soles, en AFP más de 25 millones, a EsSalud más de 12 millones 500 mil soles y en recojo de residuos sólidos más de 12 millones 750 mil soles.

Deudas a proveedores, estado y trabajadores

Además, en pago a proveedores se debe 27 millones de soles, en impuestos 50 millones de soles y en sueldos de trabajadores un total de 37 millones de soles.

Los trabajadores del municipio de Comas no cobran desde diciembre, por lo que el alcalde se comprometió a regularizar esta situación a través de un cronograma, pero dijo que habrá reducción de personal.

Parque automotor insuficiente

Se detalló además que se tienen 41 vehículos de Serenazgo, pero 37 están inoperativos. Respecto al tema de limpieza pública, se tienen 43 unidades, de las cuales 25 no funcionan.

A tocar puertas y gestión para aliviar déficit

Asimismo, Raúl Díaz dijo que recién en dos años se podrá hacer obra pública con presupuesto propio. El municipio recurrirá al Ejecutivo, a la Municipalidad de Lima, a la cooperación internacional y a los tributos de los vecinos para sacar adelante el distrito.

Fuera de juego

Comas recibirá este año 17 millones de soles por concepto de Fondo de Compensación Municipal (FONCOMUN). La estructura de su distribución depende del concejo municipal que debe acordar que porcentaje se destina para obras y que porcentaje para atender los gastos corrientes (teléfono, luz, agua incluso pago de planillas porque lo que se recauda no alcanza).

Las deudas previsionales representan la carga financiera más notoria, son ineludibles porque se arrastran de gestiones pasadas y el principal problema para atender estas obligaciones es la alta morosidad tributaria del distrito. Pero debemos advertir que este problema lo afrontan todas las municipalidades del país. Una adecuada política de beneficios tributarios que incluya incentivos podría aliviar esta situación, pero es necesario que se impulse una campaña de sensibilización en los contribuyentes, para que estos cumplan con pagar sus obligaciones con la municipalidad del distrito.

Fuente: América TV

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *