Locales Noticias

Casa Hacienda Punchauca, reclama su lugar en la historia del Bicentenario de nuestra Independencia

“Soy un Quijote del siglo 18 en pleno siglo 21, que enfrenta la corrupción que destruye nuestro patrimonio arqueológico y cultural” nos dijo nuestro entrevistado el historiador Raúl Ramírez Tarazona   

A medida que se acerca el Bicentenario de la Independencia en el Perú, se recuerdan los acontecimientos que fueron decisivos en la historia del país. Sin duda alguna, uno de los hechos más resaltantes fue la reunión en la Casa Hacienda Santiago de Punchauca, ubicada en el distrito de Carabayllo a la altura del Km. 25 de la carretera Lima – Canta. En donde los jefes de dos bandos diferentes, las fuerzas del Libertador general José de San Martín y las fuerzas realistas del Virrey José de la Serna se reunieron para acabar con la guerra por la independencia de una manera pacífica.

Este encuentro es recordado por varios historiadores como la primera cumbre diplomática intercontinental en Perú, que no solo definió el futuro del país sino de gran parte de América del Sur y donde no hubo un solo disparo, entre las fuerzas libertarias y realistas.

Además, un pequeño detalle significativo, por cierto, la Casa Hacienda Punchauca, fue propiedad de don Nicolás Rivera ‘El Viejo’, quien fuera el primer alcalde de Lima.

Raúl Ramírez Tarazona, un historiador inquebrantable defensor de la cultura y nuestro patrimonio histórico

Por ello, “Señal Alternativa” sostuvo una entrevista con Raúl Ramírez Tarazona, historiador de las canteras de la universidad La Cantuta y defensor de la Casa Hacienda Santiago de Punchauca, casona histórica que se encuentra en el distrito de Carabayllo, en el kilómetro 25.2 de la carretera de Lima – Canta. Y, de todo lo que guarda cultural e históricamente el Valle Chillón y Lima norte.

Una vivienda convertida en Museo, Juan José Vega Bello

Ramírez Tarazona ha convertido su hogar humilde y decente, en sede del Museo Juan José Vega Bello, ubicado en Punchauca – Carabayllo, lugar donde se encuentran restos arqueológicos de las excavaciones en el Valle Chillón y de visita obligada por turistas e historiadores a la importante a la Casona de Punchauca.

Restauración de la Casona Hacienda Punchauca, en manos del pueblo  

Según el historiador, el trabajo inicial de la restauración de la Casa Hacienda Punchauca fue iniciado hace 20 años, con un trabajo de limpieza junto con la profesora, Martha Aguilar Salinas y alumnos de la institución educativa San Agustín ubicado en el distrito de Comas. Era una letrina pública, que nadie respetaba, recuerda Ramírez Tarazona.

Las haciendas y huacas de Lima norte.

Para la recolección de piezas arqueológicas, Raúl Ramírez recorrió todas las haciendas y huacas de Lima Norte, mencionando algunas de ellas como: Collique, Trapiche, Copacabana, San Lorenzo, La Taboada, entre otras.

Resalta que, en el tiempo de la reforma agraria, no se respetó nuestra cultura ni patrimonio arqueológico, gran parte de las haciendas visitadas fueron destruidas, puesto que lo veían como un emblema del feudalismo y no como un valor histórico de nuestras identidades.

Piezas arqueológicas donados por pobladores del Valle Chillón

Asimismo, comentó que algunas piezas que hoy se encuentran en el museo no solo fueron encontrados por él, algunos son obsequios de los pobladores del río Chillón, recibiendo platos de la época, clavos, libros antiguos, memorias, entre otras antigüedades.

Uno de sus hallazgos fue en una huaca cerca a la Casa Hacienda de Punchauca, encontrando restos de cerámica de la cultura Lima, Ramírez Tarazona había escuchado la historia del Monseñor Pedro Villar Córdova, arqueólogo peruano que mediante su investigación habló sobre lo que se ocultaba en los alrededores de la casona.

Memorias y testimonios

Además, encontró memorias de personajes importantes a lo largo de la historia, tal es el caso del general español Andrés García Camba quien fue acompañante del Virrey José de la Serna y, escribió sus vivencias de la guerra de la Independencia del Perú y fue publicada en 1920.

Otro mencionado, Ramírez Tarazona fue Tomás Guido, quien fue diputado de José de San Martín y estuvo presente en la conferencia que se dio en la mencionada casona histórica de Punchauca.

La cultura y el patrimonio histórico no significa nada para el Estado

Para el historiador Ramírez, durante el gobierno del presidente Ollanta Humala, se hizo trabajos de reconstrucción del lugar a través del Ministerio de Cultura. Se restauraron columnas destruidas, se construyó la pista de Carabayllo a Canta y electrificaron la zona.

Asimismo, habló sobre la falta de decisión política y pide que se destine el dinero necesario para restaurar Punchauca. Aquí las empresas ubicadas en Lima norte, deberían bajo el enmarco de la responsabilidad social invertir para la recuperación del patrimonio arqueológico.

La cultura es una fuente incalculable de riqueza turística que desarrolla economía, poniendo en valor su historia, la construcción de hoteles en zonas de puquiales, reconstrucción de las Lomas como reserva de exploración paisajista. Países en el mundo valoran su historia y su patrimonio histórico, las ciudades más bellas y visitadas por los turistas, son por conocer su belleza patrimonial de la historia.

En nuestro país afirma Raúl Ramírez, es todo lo contrario apuestan por el fierro y el cemento y destruyen ciudades y comunidades ricas en patrimonio arqueológico y cultural.

La burocracia del ministerio de Cultura

Además, se refirió al Ministerio de Cultura y señaló que la entidad debe dejar de lado el “burocratismo” para que pueda empezar el trabajo de campo.

Ramírez Tarazona, habló sobre la existencia de más de 160 sitios arqueológicos que no se han reconstruido en Punchauca y en los alrededores del Valle Chillón y tenemos que defenderlas de las empresas inmobiliarias que requieren de estos espacios culturales para su beneficio propio.

Voluntariado para recuperar nuestra historia y patrimonio histórico

Señaló que debe haber un trabajo voluntario por parte de la ciudadanía y en conjunto con los alcaldes de los distritos para que promuevan la educación y la cultura.

Finalmente, agradeció al grupo Centro Peruano de Investigaciones Sociales (CEPIS) conformado por profesionales del Valle de Chillón que junto a él vienen trabajando por más de 15 años en la preservación del patrimonio cultural y de identidad peruana.

Fuera de juego

Mucho de lo conversado con Raúl Ramírez Tarazona, no es primera vez que lo dice, siempre ha tenido una firme defensa de nuestra cultura y su patrimonio. Es un agradecido con los medios de comunicación alternativos o comunales quienes le han brindado la oportunidad de difundir la riqueza histórica de la Casa Hacienda Punchauca que defiende con mucho patriotismo.

Escribe: Melissa Suyón – reportera

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *