Columnistas Noticias

Cambios en la línea de la gestión de riesgos de desastres

Entidades públicas involucradas deben estar reunidas en un solo Vice Ministerio

Es Sabido que la gestión del riesgo de desastres en nuestro país tiene una serie de entidades involucradas que abarcan y ejecutan acciones post desastres, cada vez que ocurren anomalías tales como: un sismo de magnitud, el fenómeno del Niño, el Niño costero, La Niña, inundaciones en la región Selva, lluvias intensas en la región norte del país, tsunamis, incendios forestales en la región nororiental del país, entre otros.

Ante ello, nuestra sociedad y nuestras autoridades desde la primera línea de gobierno hasta nuestras autoridades locales, tienen una baja cultura de prevención, siendo este mismo efecto reaccionario ante un desastre solo en el post desastre.

Esperando casi siempre la declaratoria de emergencia para liberar procesos y tener con facilidad presupuestos de emergencia para gastos inmediatos, muchas veces con acciones de corrupción de por medio.

Este desorden institucional, hace que entidades como Cenepred, Indeci, CISMID, INGEMMET, IMARPE, Ministerio de Defensa, Consejo Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, CEPLAN, las Oficinas de Defensa Nacional de los distintos ministerios sectoriales, autoridad Nacional del Agua, Senamhi, Instituto Geofísico del Perú, SENSICO, Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina, entre otros que van relacionados a la Gestión del riesgo de Desastres actúen cada uno en forma independiente con el grave riesgo de la ineficiencia en el gasto y en la respuesta oportuna en favor del damnificado o afectado.

La propuesta es integrar como mínimo en un solo Viceministerio todas estas instituciones, sugiriendo que debería ser el ministerio de Defensa, la entidad más recomendada.

Esta propuesta, como decisión política no genera mayores o nuevos presupuestos, solo se está reorganizando instituciones para no duplicar labores de acción ante desastres en la prevención y en el post desastre.

Escribe: Ing. Melvin Rodríguez Minchola.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *