Columnistas Noticias

Ante aislamiento social frente al coronavirus crece la pobreza y pobreza extrema

Familias en pobreza y extrema pobreza se encuentran aisladas, ahora sí aisladas totalmente y desamparadas por el Estado, no sólo por la pandemia del COVID-19 o por la extensión de 13 días más de inmovilización obligatoria, sino porque no tienen qué comer, menos prevenir enfermedades ante un «Estado de Emergencia» que los excluye parcial o totalmente, visibilizándolos aún más.

Las dádivas de 380 soles sólo llegarían a un porcentaje menor de la totalidad de los más pobres y esto suma a qué Vizcarra designa a las municipalidades dinero para la compra de víveres y el reparto a los hogares pobres sin el análisis del grado de corrupción que existe en muchas de las entidades ediles.

Crece la pobreza y extrema pobreza, más aún en familias que tienen personas con TBC, que según informan no son atendidas por las municipalidades de Lima sur ni los centros de salud, imagínense en regiones del país, quitándoles sus derechos adquiridos como población vulnerable, pendiendo en un hilo sus vidas y de todos los que le rodean, sin mencionar a los que sufren otras patologías como el cáncer y están postrados en cama, gritos silenciosos que claman atención y solidaridad.

Crece la pobreza y extrema pobreza y el incremento del fraseo que vemos en las calles y los medios de comunicación cuando se les pregunta a las personas que venden de manera ambulatoria, ¿qué hacen aquí, deben estar en sus casas? y la respuesta es obvia; «si no salimos a vender, no tendremos qué comer».

La salud pública debe ser integral. Alimentos y empleos dignos para el pueblo que se encuentran excluidos en tiempos del nuevo coronavirus importado y de un gobierno neoliberal donde el presupuesto anual para la salud y la educación es ínfimo llevándolo al colapso que todos ya conocemos y vivimos, no sólo hoy sino de hace décadas.

Después del Estado de Emergencia, veremos qué empresas y bancas nacionales y transnacionales han ganado con todo esto, a costa de la pandemia y la vida de muchos en el Perú y el mundo. Esperaremos el nuevo discurso del presidente Vizcarra y el dictado del FMI y del BM, que él mismo lo mencionó en su primer mensaje a la nación, anunciando el «Estado de Emergencia» frente al flagelo del COVID-19 y la pandemia del hambre.

Escribe: Gilber Faustino – periodista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *