Internacional Noticias

Brasil: Audio provoca terremoto político y amenaza con la destitución de Presidente Michel Temer

El presidente de Brasil es acusado de haber avalado sobornos al ex jefe de la Cámara de Diputados que orquestó la salida de Dilma Rousseff del poder

La oposición al gobierno de Michel Temer en Brasil se apresuró la noche del miércoles a pedir un “impeachment” y la destitución del mandatario luego de que el diario O Globo revelara que fue grabado en secreto por el presidente del directorio del gigante de la carne JBS avalando el pago de sobornos a cambio de silencio del ex líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien está preso, una noticia que remeció la política del país y agitó las calles inmediatamente.

Por su parte, Carlos Zarattini, diputado del Partido de los Trabajadores (PT), afirmó: “En este momento en que surgen esas grabaciones, este Gobierno no tiene legitimidad para continuar gobernando. Llegó al punto y final. El punto final si no viene por su renuncia, será hecho por esta Cámara y por este Senado a través de un ‘impeachment'”.

Del lado de la justicia, el auxiliar del procurador general de Brasil Rodrigo Janot y encargado de pedidos de cooperación internacional para la Operación Lava Jato, Vladimir Aras, afirmó que “ante una denuncia tan grave, la solución adecuada en cualquier lugar del mundo sería la renuncia”, según reportó la revista Veja.

La noticia publicada la noche del miércoles por el diario O Globo es una filtración de un supuesto acuerdo de colaboración con la Justicia por parte de Joesley Batista y su hermano Wesley, dueños de JBS, una de las mayores exportadores de carne a nivel mundial y una de las principales “donantes” de fondos en las campañas electorales en Brasil.

El presidente de Brasil reconoció el miércoles que mantuvo una reunión en marzo pasado con Joesley Batista, aunque negó haber avalado sobornos. En el encuentro, señaló O Globo, Temer también escuchó del empresario que estaba sobornando con un pago mensual a cambio de silencio a Cunha.

Fuente: El Comercio

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *